Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Risa y reflexión de una sola vez: Obra teatral “El Virus: La Ley de la Balanza”

Risa y reflexión de una sola vez: Obra teatral “El Virus: La Ley de la Balanza” Risa y reflexión de una sola vez: Obra teatral “El Virus: La Ley de la Balanza”

"Si bien hay varios chistes mientras la historia avanza, no hay que dejarse engañar: hay un trasfondo, una crítica social que queda dando vueltas".

Johanna Watson

Por


Publicista, redactora creativa, independiente. Ha escrito en distintos medios, como Pániko, Zancada, El Fracaso y Rockaxis.

La semana pasada fui a ver una obra escrita por Klaus María («Money, el Cabaret del Consumismo», «Mujeres al Rojo», «El amor Gordelio») y dirigida por Gustavo Becerra, popularmente conocido como «El Guatón de la Fruta». El Teatro «Coca-Cola City» ubicado en el corazón del Barrio Bellavista fue el elegido para mostrar esta «bipolar» obra teatral.
Gustavo Becerra, en su rol de director y actor, comparte escenario con Ingrid Parra, Sandra Donoso, Humberto Espinoza y César Quintanilla, que juntos se encargan de dar vida a «El Virus: La Ley de la Balanza». 
La historia, pone sobre el tapete enfermedades sociales y sus repercusiones negativas en el ser humano.
Los 5 actores que aparecen en escena, encarnan a múltiples personajes, permitiendo así que la historia central avance y todos desplieguen sus talentos y versatilidad, lo que agradece el público asistente.
«Bipolar» como la llamé antes, esta obra deambula entre la sátira, la comedia y el drama, con el claro objetivo de desnudar algunos aspectos de nuestra idiosincrasia, por ejemplo, la problemática del dinero en nuestra sociedad, sus repercusiones nefastas en la ética humana y  el descontrol al que se puede llegar a causa de las deudas, el interés y las carencias emocionales.
La puesta en escena es sencilla pero suficiente para dar paso a la historia, que se acompaña de algunos cambios de vestuario  y apoyos auditivos, pero con el foco puesto mayoritariamente sobre lo que pasa en el escenario con los actores.
Si bien hay varios chistes mientras la historia avanza, los que logran carcajadas gracias a que los protagonistas son, en su mayoría  comediantes, no hay que dejarse engañar: hay un trasfondo, una crítica social que queda dando vueltas y se presta idóneamente para una reflexión sobre más de alguna frase que se dice sobre el escenario.
Recomendada para ir en pareja o con amigos,  «El Virus: La Ley de la Balanza» es sin duda un gran panorama cultural para los fines de semana de enero.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día