Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Una mujer fantástica no es ficción

Una mujer fantástica no es ficción Una mujer fantástica no es ficción

Recordemos que Chile no cuenta con ley de identidad de género. Esto quiere decir que las personas Trans no pueden cambiar nombre y sexo en la cédula de identidad. De hecho, Daniela Vega viaja con pasaporte con nombre de hombre.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Todo Chile fue testigo del primer premio Óscar para el país. El galardón lo recibió Chile como mejor película extranjera por la cinta “Una mujer fantástica”. La actriz principal, Daniela Vega, es una mujer Trans. Lo interesante de la película es su paradoja. No es ficción. Todo el sufrimiento de la protagonista está basado en hechos reales del país con respecto al trato y vivencias de las personas Trans.

Recordemos que Chile no cuenta con ley de identidad de género. Esto quiere decir que las personas Trans no pueden cambiar nombre y sexo en la cédula de identidad. De hecho, Daniela Vega viaja con pasaporte con nombre de hombre. Esto tiene nefastas consecuencias. Imagínese a una mujer Trans que va a pedir trabajo y que presenta una cédula que la delata en un género que no le corresponde y no se condice con lo observado. Esto provoca burlas y discriminación.

Piense usted que no es azaroso que por las noches, muchos cuerpos trans están en las esquinas ejerciendo comercio sexual. Esto es debido a que no quedan otras oportunidades laborales, teniendo que correr riesgo vital noche tras noche.

n la película, hay varias escenas que muestran genialmente las dificultas de las mujeres Trans, como aquella en la que Marina debe intentar caminar contra un temporal (que note usted, no logra derribarla nunca al suelo) y otra en la que ella observa sus genitales en un espejo… pero nunca la cámara los muestra. ¿Qué genitales tiene Marina? Esa respuesta la completa el espectador ¿se realizó una operación, finalmente?, ¿los genitales que está observando Marina, definen si es mujer? Me parece una obra maestra casi poética. Vayamos más allá. En la realidad chilena, muchos jueces piden para cambiar nombre y sexo en la cédula, operación de reasignación sexual. Es decir, el mensaje es “usted será mujer siempre que tenga una vagina”. Mi pregunta es, ¿lo que define mi feminidad es una vagina? Creo que mi género está compuesto de muchos y variados matices, que no pasan por una explicación biológica de mi ser.

Como yo me siento mujer y tengo vagina, nadie me pide que me opere para que mi cédula así lo refleje. Sin embargo, en Chile sí se pide esta práctica para ponderar si alguien es o no mujer. En la primera investigación que hice, en el año 2011 con mujer Trans, me di cuenta que muchas de ellas se encontraban a gusto con sus genitales y no deseaban someterse a operación alguna… pero si así lo decidían, debían quedarse con el carnet de hombre. Castigo social o biopolítica, como diría Foucault. El mensaje del aparataje social es claro: aquí existen dos tipos de cuerpos “legales”, los hombres con pene y las mujeres con vagina. Punto. Sin embargo, es cruel y anti ético pedir operaciones quirúrgicas a cualquier ser humano que lo “valide” en la cédula de identidad y así poder entrar a la sociedad y tener un trabajo. ¿Qué genitales tenía Marina?, ¿ello es lo que la define como una mujer fantástica o es ese coraje de mantenerse de pie contra el temporal?

El proyecto de ley de identidad de género ha estado en discusión más de cinco años en el Congreso, específicamente en la comisión de derechos humanos. Cabe señalar que no hubo voluntad política de sacarlo a la luz, de ningún sector, pero principalmente por parte de la derecha. De hecho el gobierno de Sebastián Piñera ya ha dicho que no contempla ley de identidad de género (pero bien que se sumó dichoso a las felicitaciones a la película, aún cuando declaró que los niños Trans se “corrigen” cuando son adultos). Entonces, creo que esta película y su final, debe terminar de escribirse por parte de todos y todas nosotras. ¿Permitiremos que el proyecto duerma otros cinco años más en el congreso o exigiremos su despacho, tomando en consideración que se trata de la vida de cientos de seres humanos?
Usted decide.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día