Cartas del Lector

El Chile que se escribirá

Si bien no podemos adelantar cuál va a ser el contenido de la futura Constitución de nuestro país, si podemos señalar que por primavera vez en la historia al menos en la composición del órgano redactor de la misma, será la fidedigna representación de su gente.

Por:  Diego Durán

Señor director:

Los resultados de las elecciones de convencionales constituyentes, no sólo confirmaron el fin del dominio de las coaliciones gobernantes durante los últimos 30 años en el órgano que redactará la futura carta magna, sino que también significaron un cambio social importante para efectos de las lógicas tradicionales de representación.

En un país, con un alto grado de fragmentación social como el nuestro y donde la política representativa ha estado dominada desde la vuelta a la democracia por las élites sociales y económicas, los resultados del 15 y 16 de mayo permiten que, por primera vez desde la vuelta a la democracia, un órgano de representación formal tenga una composición que se asemeja en mayor medida a la composición social de la nación que representa.

La próxima Constitución estará escrita por representantes de variadas formaciones profesionales y ocupaciones, con una presencia significativa por primera vez en nuestra historia de nuestros pueblos originarios que sistemáticamente han sido excluidos de este tipo de instancias, como a su vez y en forma inédita en la humanidad, conformada paritariamente por hombres y mujeres, prácticamente en igual proporción, lo cual es un granito de arena para acabar con el patriarcado en materia política.

A su vez, nuestra carta magna, será redactada por una alta presencia de independientes fuera de partidos, hecho inédito en la historia democrática desde el retorno a la democracia, como a su vez un número considerable de dirigentes/as sociales con alta base de apoyo en sus territorios, ambientalistas, constituyentes que abiertamente se declaran parte de la comunidad LGTBQ+, constitucionalistas, dueñas de casas, académicos, profesores, etc.

En síntesis ,y si bien no podemos adelantar cuál va a ser el contenido de la futura Constitución de nuestro país, si podemos señalar que por primavera vez en la historia al menos en la composición del órgano redactor de la misma, será la fidedigna representación de su gente.

Más Noticias

Más Noticias