Cartas del Lector

La jurisdicción sin límites

Señor director,

La semana pasada la Convención Constitucional discutió uno de los temas más álgidos de los últimos meses: la justicia indígena. La propuesta delimitaba qué era y qué no es la justicia indígena, proponiendo una aplicación restringida a personas indígenas de una misma etnia, sin posibilidad de conocer de asuntos penales y dejando a cada persona la posibilidad de optar para que la justicia ordinaria conociera de sus causas judiciales.

Sin embargo, observamos con frustración que la cocina constitucional no escucha, y no le importa lo que pidan los indígenas en sus iniciativas populares, ni la Corte Suprema y menos la Comisión de Venecia. Los convencionales escucharon sus propios aplausos cuando decidieron rechazar la propuesta y dejar abierta la jurisdicción indígena a fallar en temas donde una persona no indígena haga parte del conflicto, dándoles jurisdicción en cualquier tema sin limitaciones, y obligando a los indígenas a someterse a la justicia no escrita. De nuevo fue la cocina la que ganó en contra de la democracia.

Beatriz E. López,
investigadora IdeaPais

Más Noticias

Más Noticias