Cartas del Lector

Mala combinación: delincuencia descontrolada y autopistas sin control

El pasado 20 de septiembre, a las 18.30 horas, regresé a la capital desde Concepción con mi familia. Desde el acceso Sur tomé Américo Vespucio Sur, donde alcancé a avanzar sólo unos metros antes de recibir el impacto de un ladrillo que iba dirigido al parabrisas y que, gracias a la divinidad, golpeó la máscara de mi automóvil.

Logré controlar el vehículo y no me detuve hasta estar segura de que estábamos lejos del alcance de los delincuentes. No puedo ni explicar el terror que sentí al volante, pero pese a ello creí que lo urgente era avisar a la autopista para evitar que otras víctimas corrieran peor suerte que nosotros.

Conociendo de las medidas tomadas por la autoridad debido al incremento de un 110% de las encerronas, algunas con consecuencias fatales, pensé que había algún plan de contingencia o alguna medida dirigida a la prevención en coordinación con las autopistas.

Pero, aunque resulte increíble de creer, en Vespucio Sur me informaron que el teléfono de emergencia que ellos ponen a disposición de los usuarios es sólo para prestar asistencia y, fundamentalmente, para despejar la ruta. Me solicitaron volver a llamar en horario de oficina y que en lo posible yo misma avisara a Carabineros para que fueran a dar una vuelta al lugar donde nos lanzaron el ladrillo.

Dado que pago por ingresar a la autopista y dentro de ellas mi vehículo sufrió daños, solicité se hicieran cargo de ellos. Este jueves recibí la respuesta y me informan que Vespucio Sur realizó una investigación y concluyeron que no tienen registro del ataque. Interpreto que pese a que este es uno de los puntos críticos donde se producen encerronas en la capital, allí no tienen cámaras.

Agregan que “los hechos por Ud. descritos corresponderían a una infracción a la ley de Tránsito por actos vandálicos perpetrados por terceros ajenos a la Concesionaria no identificados, cuya fiscalización y sanción es función exclusiva de Carabineros de Chile, quienes se encuentran en constante patrullaje por esta Autopista”.

 Por último, señalan que la concesionaria cumple con limpiar y retirar el material dejado por otros usuarios en la vía en el más breve plazo posible, cumpliendo de esta manera con las obligaciones que imponen las Bases de Licitación del Contrato de Concesión suscrito con el Estado de Chile.

Así de simple…

Seigi Miranda

Más Noticias

Más Noticias