Cartas del Lector

Mes del corazón

Señor Director:

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de enfermedad y la segunda causa de mortalidad en Chile, en circunstancias que la mayoría de ellas, sino todas, son susceptibles de medidas de prevención eficaz. La realidad de los últimos cincuenta años en nuestro país es el de un incremento sostenido de estas patologías. Los servicios de medicina de los hospitales están llenos de pacientes que experimentan las severas y nefastas consecuencias, con detrimento para su calidad y expectativa de vida, el sufrimiento de sus familias y un elevado costo social, sea por los recursos que el Estado invierte en el proceso de recuperar a dichos pacientes, como por el ausentismo laboral, y en muchos casos, el fin de la vida laboral para personas que podrían haber continuado contribuyendo al bienestar de sus familias y del país.

Existen diferentes factores de riesgo modificables cuya pesquisa oportuna, permite implementar las medidas generales y específicas necesarias con el propósito de disminuir significativamente el riesgo de adquirirlas. Las más importantes son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, los trastornos del colesterol y la enfermedad renal crónica, todas ellas asintomáticas. Además de las mencionadas, el tabaquismo y la obesidad. Ambos, problemas de salud pública que tienen repercusión en la alta prevalencia de enfermedades cardiovasculares.

Se requiere una cultura de prevención basada en políticas públicas que se traduzcan en información y educación sistemática de la población general, a nivel escolar, familiar, comunitario y nacionales que promuevan el autocuidado: llevar estilos de vida sana y acudir anualmente a controles médicos, que refuercen la educación, la promoción, el seguimiento, el diagnóstico y el tratamiento de toda la población. Es un deber como nación hacernos cargo de manera eficaz de este problema, que tanto dolor causa en nuestros conciudadanos. En lo personal preferiría que habláramos y actuáramos todo el año, en función de dicho logro.

Dr. Gustavo Montaldo L.
Escuela de Medicina
Universidad Diego Portales  
 

Más Noticias

Más Noticias