Cartas del Lector

Panorama económico en el país

El Banco Central de Chile sorprendió al mercado subiendo la tasa de interés en 100 puntos base, por encima de los 75 puntos que se tenía contemplado. Esto fue en voto dividido, dividido no si subirla, bajarla o mantenerla, sino en cuanto subirla. Con esto, la Tasa de Política Monetaria llega a un 10,75%, desde el 2001. 

Esta decisión se toma en un contexto en el que las expectativas de inflación a dos años, la cual llega a un 5,25%, cifra sobre la meta de 3%. Se piensa que esta alza, debería ser la última de este ciclo. Con el alza de 100 puntos base el Banco Central habría querido acercarse a un techo y con esto no volver a subir las tasas a no ser que haya algo distinto que cambie en el mercado. La tasa de política monetaria es importante para la economía de las familias ya que, si esta sube se observan dos efectos; alzas en las tasas de interés de créditos de consumo e hipotecarios. Y, por otro lado, alzas en tasa de interés en instrumentos financieros orientados al ahorro. 

Recordemos por su parte que, la inflación es el aumento general y sostenido de los precios de los bienes y servicios de un país por un período prolongado, lo que produce, con un alza de este índice, que todo sea más caro. Por eso se dice que se está observando un aumento en el costo de la vida. La inflación es un fenómeno que depende de la oferta y la demanda del dinero. Si circula mucho dinero en una economía, entonces aumentará la inflación. 

Lo que busca el Banco Central al subir la tasa es incentivar o desincentivar la demanda por crédito y de esta manera, regular la cantidad de dinero circulante en una economía, y con esto, empujar a la baja a la inflación.

Manuel Cea, director de la carrera de Ingeniería en Administración de la Facultad de Economía y Negocios de la UNAB, Sede Viña del Mar.

Más Noticias

Más Noticias