Chequeo

Las 5 veces que el Minsal ha tenido que salir a desmentir una fake news

En menos de 15 días, los desmentidos por parte de la cartera liderada por Jaime Mañalich se han multiplicado ante cuestionamientos y denuncias aparecidas en redes sociales.

Por , 26 de Mayo de 2020

El Ministerio de Salud no solo se ha dedicado las últimas semanas a entregar la información epidemiológica respecto a la pandemia de coronavirus en Chile. En menos de 15 días, los desmentidos por parte de la cartera liderada por Jaime Mañalich se han multiplicado ante cuestionamientos y denuncias aparecidas en redes sociales.

Ya hace unas semanas, Mañalich hizo un llamado a no caer en informaciones erradas o fake news: “Rogamos por favor seriedad. Tiene sentido informar la verdad, tiene sentido criticar al ministerio a este ministro y a quien fuere, con la verdad, pero no es justificado usar la mentira y crear terror cuando lo que hace referencia es completamente falso”, expresó el ministro luego de que se difundieran fotos de una supuesta acumulación de cadáveres en los pasillos del Hospital San José

No es cierto”, debió salir a decir el ministro a la prensa, situación que también se ha replicado en las redes sociales de la autoridad sanitaria.

1. De Alberto Fernández a James Hamilton

El fin de semana comenzó movido para la autoridad sanitaria luego de una información entregada por el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien aseguró que la letalidad del coronavirus en Chile era 98,4 por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, con cerca de 18 millones de habitantes, la mortalidad asignada a Chile implicaría 17.712 fallecidos. Ante esto, el Gobierno protestó y la Casa Rosada rectificó la información, pero las dudas sobre la mortalidad persistieron, ahora dentro de nuestras fronteras.

James Hamilton afirmó en su cuenta de Twitter que es “importante entender que supuesta baja mortalidad en Chile no tiene que ver con gestión del Gobierno y la cifra total de contagio (que es aún mayor)”, asegurando además que “la cifra total de contagios por millón de habitantes nos ubica en uno de los países de peor gestión planetaria“.

El Minsal acusó recibo de la información y corrigió al médico: “Recordamos que según la OECD, Chile presenta una de las tasas de letalidad más bajas 1.3%“, expresó la cartera agregando que la cifra de contagios se produce por la alta tasa de testeo.

 

2. Periodista vs. el Minsal

En estos últimos siete días, el Ministerio de Salud volvió a contestar a la periodista Alejandra Matus, quien en Twitter cuestionó las cifras de fallecidos publicados por el Minsal.

El pasado 22 de mayo, la periodista publicó un extenso “hilo” contando el caso de tres personas sospechosas de haberse contagiado con el coronavirus y que llevan más de 12 días esperando resultado de su test PCR.

En respuesta, la cuenta oficial del Minsal contestó que “a nivel mundial, estamos en un escenario de pandemia y Chile no es la excepción”. En esa línea, recordó que los resultados de los exámenes PCR se entregan en promedio de 3-4 días y que si una persona no los ha recibido, debe hacer cuarentena.

El pasado 14 de mayo, la periodista publicó un documento sobre las muertes por enfermedades respiratorias que se han detectado desde el primer caso de COVID-19 en Chile. “Según datos entregados por el Registro Civil, a una solicitud de Transparencia del abogado Jorge Álvarez, entre el 3 de marzo y el 29 de abril 2020, en Chile murieron 4.201 personas por enfermedad respiratoria. A esa fecha, Minsal registraba 209 fallecidos por COVID-19″, expresó Matus.

El mismo Jaime Mañalich salió a responder al día siguiente y  aseguró que “aquí está incluido una persona que tenía asma bronquial y murió en un accidente de tránsito; que tenía una enfermedad bronquial obstructiva, pero murió de un infarto al corazón. Lo importante es la causa de muerte, y ese trabajo lo hace el Departamento de Epidemiología para la Información Sanitaria (DEIS)”.

Según el secretario de Estado, al analizar los datos por causa de muerte, hay un alza real del 8% en decesos por enfermedades respiratorias al comparar el periodo marzo-abril de 2019.

3. Muerte por falta de ventilador

Durante el fin de semana se informó de la muerte de un histórico integrante de La Sonora de Tommy Rey, el trompetista Alejandro “Pocho” López.

El músico falleció la madrugada del sábado en el Hospital Barros Luco producto del COVID-19 y, según dijeron algunos de los músicos de la banda, su deceso se produjo por la falta de un ventilador mecánico. “Era el paciente número siete y tenía que entrar a una tómbola para que le pusieran respirador. Eso no lo sabe nadie”, acusó Leonardo Soto, fundador del grupo.

Ante esto, el Ministerio de Salud emitió un comunicado en nombre del hospital, en donde se afirmó que “se citó a los familiares para darles a conocer la condición de gravedad del paciente y su expectativa de sobrevida. En este contexto, la familia optó por proporcionalizar el esfuerzo terapéutico, quedando esto establecido en la ficha médica del paciente”.

Ya hace un par de semanas Mañalich se refirió a una denuncia similar sobre el fallecimiento de una persona a la espera de un ventilador mecánico en el Hospital San José. Completamente falso. En el hospital había 9 maquinas de anestesia disponibles y un ventilador para ese enfermo que, de hecho, estaba viajando al servicio de urgencia cuando hizo un paro cardiorrespiratorio en medio de una intubación”, detalló el ministro.

El director del servicio de salud tuvo que presentar una demanda contra quien reveló o dijo esta información falsa y que fue tomada por canales de televisión, por prensa, hasta el cansancio, incluso sin que la persona en cuestión haya estado de turno ese día”, añadió.

4. Las dudas de Quintana por las FF.AA.

Lo que pudo ser un simple punto de prensa terminó con cuestionamientos desde el Senado al actuar del Minsal y las Fuerzas Armadas.

Las autoridades de Salud pidieron a los establecimientos de salud de las Fuerzas Armadas dotar de mayor oferta de camas. “Hemos instruido a las Fuerzas Armadas a que incorporen una mayor disponibilidad de camas”, indicó el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

Después de conocida la información, el senador PPD Jaime Quintana expuso que “a 80 días del primer caso, subsecretario pide mayor esfuerzo a hospitales de las FF.AA. para aportar con equipamiento”.

“¿Acaso no forman parte de red centralizada? Estos centros, financiados con fondos públicos, debieran haber estado desde día 1 en la primera línea contra el virus”, cuestionó el parlamentario.

Salud respondió al senador, explicándole que según la resolución publicada en el Diario Oficial el 1 de abril, “el Minsal señala expresamente que se incluyen a los establecimientos de salud pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Orden como parte de la red integrada”.

5. Pamela Jiles y contagio del equipo del Minsal

El 13 de mayo se detectó un caso positivo de COVID-19 en la sala de prensa del Palacio de La Moneda, por lo que se activó el protocolo establecido en la casa de gobierno.

A los días, la diputada humanista Pamela Jiles aseguró en sus redes sociales que “Mañalich (está) en crisis: todo su equipo en cuarentena porque uno de sus periodistas habría dado positivo COVID-19“, afirmando incluso que ante un posible resultado positivo en el examen al ministro se evaluaban los escenarios para cómo enfrentar la pandemia sin su vocería.

El ministerio se limitó a contestarle que “los datos de la publicación que usted realiza, no es correcta“. Cinco días después de la denuncia en que Jiles previó a Mañalich en cuarentena y fuera de circulación, el secretario de Estado sigue encabezando las vocerías.