POP

Catalina Pulido presentó dos acciones legales tras haber sido acusada de humillar a garzona

La actriz presentó las querellas por injurias con publicidad y por amenazas contra quienes resulten responsables.

Por , 20 de Abril de 2016
Click to enlarge
A fallback.

Fue a fines de marzo cuando una mesera del restaurante Casa Luz, ubicado en pleno barrio Italia, acusó a Catalina Pulido de haberla insultado “y tratar como basura a una persona (en este caso yo y mis compañeros) que sólo hace su trabajo”.

“Es denigrante y vergonzoso, sentir como un grupo de personas que por tener un poco más de dinero, o pertenecer a otra clase social, se tome la atribución de humillar a un trabajador hasta las lágrimas”, señaló la mujer a través de un mensaje que fue altamente viralizado.

Tras esto, fue también a través de Facebook que la actriz se defendió, asegurando que “ante esto, quiero decir que jamás he denigrado a nadie, ni menos a una mujer trabajadora. No expondría a mi hijo de 13 años (quien estaba conmigo) a un hecho así ni tampoco haría yo algo similar ya que no está en mi naturaleza, ni en mi crianza ni en mis valores tratar mal alguien, ni en su lugar de trabajo ni en ningún lado”.

Pero no quiso dejar el caso ahí, por lo que durante el martes, la actual panelista de “Intrusos” llegó hasta el 8° Juzgado Garantía de Santiago para interponer una demanda por injurias graves con publicidad y por las amenazas contra quienes resulten responsables de los mensajes agresivos que recibió a través de la web.

El daño que se me ha provocado ha sido demasiado invaluable, porque tengo hijos que tienen susto, han tenido que aclarar con distintas personas que los han agredido verbalmente en el colegio, en la calle. Estas últimas tres semanas para mí han sido difíciles, porque he tenido que enfrentar un tema que no me corresponde… Me acusó de maltrato hasta las lágrimas y que yo me creía una persona superior por tener otro estrato social o tener más plata que ella”, sostuvo en el programa de farándula de La Red.

Luego agregó que “(La mesera) dijo por favor difundan -la denuncia-, se compartió más de 20 mil veces, hay más de 10 mil comentarios, también ‘me gusta’. Y las cosas que me dicen… yo ni siquiera he querido leerlas, porque mis abogados me dicen que no. Estoy disfónica por el estrés que esto me ha provocado. Estamos todos en mi casa muy afectados porque es una mentira”.

Contrario a la publicación de la garzona, desde el restaurante en cuestión señalaron que “los que fueron pesados con ella (trabajadora) fueron los amigos de Cata Pulido. Ellos estaban pasados de copas, le ponían el teléfono para que cantara… Lo que escribió fue para de alguna manera desahogarse”.