POP

El drama que vive la mal llamada 'experta en reggaetón': "Lo mínimo que me han dicho es gorda"

Cansada de los chistes y bromas en su contra, Ocampo reconoció que se aburrió de la “mala onda” y nunca imaginó que “el meme iba a llegar a hasta México”.

Por , 19 de Julio de 2016

Salió en televisión por un reportaje de 24H sobre cómo ha evolucionado el reggeaton en Chile y ahora sufre bullying en redes sociales. Andrea Ocampo tiene 31 años, es licenciada en filosofía de la Universidad Católica y autora del libro “Ciertos ruidos: Nuevas tribus urbanas chilenas” (Planeta).

Debido a sus estudios y como autora de un libro sobre la realidad social local, fue convocada por un periodista del noticiero central de TVN para hablar del reggaeton. El reportaje fue emitido el 8 de julio y bajo su nombre como cargo agregaron “experta en reggaetón“. Así se transformó en víctima del bullying en redes sociales.

Lo mínimo que me han dicho es gorda, de ahí fue en aumento el nivel de violencia“, contó Ocampo a LUN.

“Pero en medio de tanta mala onda, hubo cosas bacanes. Me contacté con mi hermana. Yo no hablaba con ella hace muchos años. Ella me agregó a Facebook y me dijo ‘estoy contigo’. Cuando vio que sus amigas compartieron el pantallazo, ella les dijo ‘oye, es mi hermana’, y ahí la empezaron a molestar a ella”, contó a ese diario.

Sin embargo, la mayoría de los comentarios ante tal exposición fueron burlas y condenas de la gente que la vio ese día. Cansada de los chistes y bromas en su contra, dijo: “¿Por qué respondo la mala onda? Jamás pensé que el meme iba a llegar a hasta México. Ahora paré de responder porque estoy cansada, pero lo hice porque el bullying me traspasó a mí, le llegó a mi papá, a mi mamá, a mi abuela”, relató.

Andrea Ocampo aseguró que “esta gente tiene que saber que cuando trollean a alguien, esa persona es real. A mí no me afecta porque he lidiado con el bullying históricamente. Yo acepto mi cuerpo y mis conocimientos. Si el resto no lo acepta, no es problema mío”.

Respecto al reportaje en que fui incluida, la “experta” reconoció que no le avergüenza tener conocimientos sobre el reggaeton, algo que tiene que ver con la investigación que hizo de las nuevas ideas y formas de cultura que reúne a los jóvenes.

“También he investigado el rap, pop chileno, pop japonés. El problema fue el reduccionismo. Fui doblemente humillada: se puso en cuestión mi conocimiento y mi cuerpo, porque en occidente mi cuerpo es un blanco para la joda”.