Deportes

“Cuando me llamó Carcuro me di cuenta”: Marcelo Ríos retrocede y pide perdón con extenso mea culpa

El ex Nº1 del mundo, a través de una carta, aseguró que "he tenido tiempo de recapacitar que con mis dichos ofendí a personas que cumplen una labor profesional dignamente".

Marcelo Ríos retrocede y pide perdón con extenso mea culpa
Marcelo Ríos retrocede y pide perdón con extenso mea culpa

“Como dice mi amigo personal Diego Armando, que la chupen todos ustedes, porque no hablo con ningún periodista”, dijo hace exactamente una semana Marcelo Ríos ante un grupo de periodistas luego de la práctica del equipo chileno de Copa Davis. Como si fuera poco, segundos después agregó: “Síganla chupando”.

Todo tipo de reacciones generó las declaraciones del ex tenista, lo que terminó con un una multa de 2.500 dólares que le impuso la Federación Internacional de Tenis.

Siete días después de que estallara la polémica, el “Chino” envió una carta al diario El Mercurio, donde realizó un extenso mea culpa de lo sucedido, dio un paso atrás y se disculpó ante toda la prensa. “Lo cortés no quita lo valiente: pido públicamente perdón a todas aquellas personas a las que indebidamente pude llegar a causar alguna ofensa”, consignó la misiva.

En la misiva, da cuenta de lo que generó su mala relación con la prensa, y que data de aquellos años cuando aún jugaba de manera profesional, cuando vivió “el constante acoso de los medios de comunicación y sus falsedades que solo buscaban vender noticias sensacionalistas”.

“El primer error lo cometí cuando metí a todos los periodistas en una sola bolsa y opiné mal de ellos en general. Cuando me llamó Pedro Carcuro y me cobró sentimientos, me di cuenta de que había muchos buenos profesionales en ese medio y que había sido injusto. El segundo error se produjo la semana pasada, cuando me preguntaron algo relacionado con la disputa de Copa Davis y yo contesté una grosería, creyendo que imitar a Maradona resultaría gracioso“, sostuvo.

Fue allí cuando admitió que fue un “grave error. No era la oportunidad y no estaba siendo atacado como comúnmente ocurre”.

“He tenido tiempo de recapacitar que con mis dichos ofendí a personas que cumplen una labor profesional dignamente y de paso también afecté a sus familiares, amigos y tal vez a estudiantes y profesores de periodismo. Y todo ello porque guardo rencor con solo un puñado de malos profesionales que me han causado daño durante muchos años”, reflexionó.

Más Noticias

Más Noticias