Deportes

Carlos Chandía revela que dejó el arbitraje cuando Sergio Jadue le pidió perjudicar a dos clubes

El alcalde de Coihueco, quien fue uno de los jueces más importantes de la historia del fútbol chileno, reveló que en 2011, el entonces presidente de la ANFP le solicitó ir en contra de Everton y Wanderers. 

Carlos Chandía, alcalde de Coihueco, recordó sus años como árbitro del fútbol chileno y la petición que le hizo Sergio Jadue de perjudicar a los equipos más importantes de la Región de Valparaíso.
Carlos Chandía, alcalde de Coihueco, recordó sus años como árbitro del fútbol chileno y la petición que le hizo Sergio Jadue de perjudicar a los equipos más importantes de la Región de Valparaíso.

Carlos Chandía fue uno de los árbitros más importantes en la historia del fútbol chileno. Por estos días, es el alcalde de Coihueco, una función que pudo retomar luego de rehabilitarse de un grave accidente de tránsito que casi le costó la vida. En marzo de este año, ocho meses después de ese volcamiento en su camioneta, regresó a la testera comunal.

A varios años de su alejamiento del arbitraje, ocurrido en diciembre de 2009, confesó por qué se despidió definitivamente de sus labores en el referato para luego asumir en 2010 la jefatura de la Comisión de Árbitros de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). 

Esa salida tuvo mucho que ver con un ex presidente de la ANFP, según contó el edil. “Me fui del referato cuando Sergio Jadue me pidió que perjudicara a Santiago Wanderers y Everton”, confesó el otrora juez, quien hoy tiene 57 años, en una conversación con Radio Inicia… Pero no se quedó sólo con esa acusación.

No obedeció a Sergio Jadue

Agregó varios detalles al respecto. “Le pregunté a Jadue si ellos no eran sus amigos en referencia a que esos dos clubes lo apoyaron para ser elegido presidente del fútbol chileno en desmedro de Ernesto Corona. Me dijo ‘eran amigos míos, pero ya no lo son'”, apuntó Chandía, quien de todas maneras no le dio en el gusto al dirigente calerano, quien hoy está en calidad de testigo protegido del caso FIFAGate en Estados Unidos.

“Nunca les dije a los árbitros, ellos no supieron. Curiosamente Iquique le ganó a Wanderers de local y Coquimbo empató con Everton en Coquimbo. Jadue llegó a la oficina y me dijo ‘estuvimos casi bien’. “¿Casi bien? Mis pares nunca se enteraron de lo que usted me pidió”, prosiguió el ahora edil.

Contó también que “un día me llama a su oficina y me dice que tenía un nuevo equipo, que me veía trabajando muy solo. Yo le dije que no estaba solo, que trabajaba con Juan Reyes como parte del plantel que manejaba a los veedores y Jorge Cruz, quien estaba a cargo de los árbitros de la Primera B”. 

Pero la decisión de Jadue estaba tomada: quería sumar a Pablo Pozo, Gastón Castro y Mario Sánchez a aquel staff.

“¡Pero si ellos se fueron porque no daban más! Yo no trabajo con ellos, renuncio. Si no quiere pagarme, no lo haga, pero yo me voy al tiro. Era algo que me estaban imponiendo”, sentenció Chandía, quien le puso una duda más al sinfín de interrogantes que existe en torno a la figura de  Jadue, presidente de la ANFP desde el 7 de enero de 2011 hasta noviembre de 2015, cuando abandonó su cargo antes del primer año de su segundo ciclo durante las investigaciones por los casos de corrupción ligados a la FIFA.

Más Noticias

Más Noticias