Deportes

Javier Castrilli aseguró que entregará su teléfono para investigación de escándalo arbitral

El ex presidente de la Comisión de Arbitraje dijo que entregará evidencias de las llamadas realizadas durante del desarrollo del polémico partido entre Huachipato y Deportes Copiapó.

El argentino fue despedido luego que el árbitro Francisco Gilabert reconociera que hubo presiones para cobrar un penal a favor de Huachipato. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl argentino fue despedido luego que el árbitro Francisco Gilabert reconociera que hubo presiones para cobrar un penal a favor de Huachipato. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El argentino fue despedido luego que el árbitro Francisco Gilabert reconociera que hubo presiones para cobrar un penal a favor de Huachipato. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El ex presidente de la Comisión de Arbitraje de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), el argentino Javier Castrilli, aseguró este lunes que tanto él como el resto de los ex integrantes del organismo entregarán de forma voluntaria sus teléfonos para aportar en la investigación por el escándalo arbitral del encuentro entre Huachipato y Deportes Copiapó.

El otrora “Juez de Hierro” del fútbol trasandino fue despedido junto con Osvaldo Talamilla y Braulio Arenas luego que se difundiera un audio en donde el colegiado Francisco Gilabert admite que recibió presiones desde Santiago para cobrar un penal a favor de los acereros, elenco que logró superar a los copiapinos y quedarse en la Primera División.

A través de su cuenta de Twitter, Castrilli afirmó que “pongo a disposición de la ANFP, en forma voluntaria, mi teléfono celular y el de los miembros de la Comisión despedida con el detalle de todas las llamadas efectuadas y recibidas en el día y horario durante el desarrollo del partido”.

“Los árbitros en cuestión deben hacer lo mismo”, añadió el ex árbitro, aludiendo a los jueces encargados del polémico encuentro que se disputó en el Estadio Huachipato-CAP Acero de Talcahuano.

El partido en cuestión se disputó en enero pasado, pero la polémica por el arbitraje revivió en medio de la paralización iniciada por el Sindicato de Árbitros, que exigió la salida de Castrilli tras el despido de cerca de 14 jueces, entre ellos Julio Bascuñán y Piero Maza. 

El conflicto laboral se desactivó luego que la ANFP despidiera al argentino y reincorporara a los jueces que habían sido desafectados.

Más Noticias

Más Noticias