Deportes

La imagen de Gianni Infantino celebrando el brazalete que la FIFA prohibió en Qatar

El presidente de la FIFA apareció junto con la ministra del Interior de Alemania, Nancy Faeser, quien lucía el polémico brazalete One Love.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, apareció junto con la ministra del Interior alemana, quien llevaba el brazalete One Love. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, apareció junto con la ministra del Interior alemana, quien llevaba el brazalete One Love. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, protagonizó una nueva controversia en el Mundial de Qatar tras aparecer celebrando el brazalete One Love, el mismo que fue prohibido para el uso de los capitanes de las selecciones europeas.

La imagen, que circuló en redes sociales y diversos medios, mostró al suizo junto a la ministra del Interior de Alemania, Nancy Faeser, quien apareció con la jineta mientras observaba el encuentro entre los germanos y Japón por la primera fase.

La foto recibió varios comentarios y críticas por la aparente inconsistencia mostrada por Infantino y por la propia FIFA, que ha accedido a todos los impedimentos impuestos por las conservadoras autoridades qataríes.

El brazalete One Love

El brazalete One Love es parte de una iniciativa desarrollada en conjunto por las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda y Suiza, quienes buscan mostrar su apoyo a las mujeres y a la comunidad LGBTIQ+, cuyos derechos han sido vulnerados en Qatar.

Un poco antes del inicio de la Copa del Mundo, los equipos europeos informaron que sus capitanes no podrían usar la jineta con los colores del arcoíris, debido a que los jugadores arriesgarían una sanción deportiva.

Estábamos preparados para pagar multas económicas que normalmente se aplican a las infracciones sobre el uso de indumentaria y teníamos un fuerte compromiso para usar las cintas de capitán, pero no podemos poner a nuestros jugadores en la situación de que podrían ser amonestados o incluso forzados a abandonar el campo de juego”, admitieron.

La prohibición de la FIFA causó molestia, especialmente en los jugadores alemanes, quienes en la previa de su debut ante Japón posaron para su fotografía oficial con sus bocas tapadas, reclamando por la censura que se habría aplicado en su contra.

Más Noticias

Más Noticias