Deportes

Las historias de los equipos que se han negado a jugar un partido

Unión Española se unirá a un listado que incluye a la selección de la Unión Soviética, FC Barcelona y a Deportes Vallenar, entre otros elencos.

Las historias de los equipos que se han negado a jugar un partido
Las historias de los equipos que se han negado a jugar un partido

Unión Española está apunto de unirse al listado histórico de equipos que, por diversas circunstancias, se negaron a jugar un partido.

Es que luego de anunciar que no se presentarán a la semifinal de Copa Chile ante Universidad de Chile, los hispanos decidieron dejar el cupo de Chile 4 de Copa Libertadores a su rival, en una muestra de indignación luego que dicha plaza no se le otorgara durante el cierre del campeonato.

El elenco dirigido por Ronald Fuentes debería llegar durante este sábado al Estadio La Portada de La Serena, pero es casi seguro que no lo hará. Tanto los dirigentes, como los jugadores y el cuerpo técnico de la institución están alineados con la postura.

Esta no es la primera vez que el fútbol mundial enfrenta algo así, ya que varios equipos han tomado la determinación en distintos momentos y circunstancias, sufriendo castigos y dándole la ventaja a sus rivales por walkover.

1973: Unión Soviética


Es tal vez el ejemplo histórico más recurrente de estos casos. Chile y Unión Soviética jugaban el repechaje para la clasificación al Mundial de Alemania Federal de 1974.

El partido de ida se jugó en Moscú el 26 de septiembre, pocos días después del Golpe de Estado. La vuelta, que quedó programada para el 21 de noviembre, debía jugarse en el Estadio Nacional, pero los soviéticos se negaron a viajar a Santiago en rechazo al nuevo régimen.

Finalmente la FIFA le otorgó la victoria a la Roja, y con ello el paso a la cita mundialista.

1998: Fenerbahçe

Aunque el caso no es exactamente similar al de Unión Española, lo ocurrido con el Fenerbahçe también implica un abandono voluntario del juego.

Todo ocurrió en 1998 durante un partido del equipo turco ante Trabzonspor. Durante el encuentro los hinchas rivales le lanzaron piedras e hirieron al DT del elenco amarillo.

La situación llevó a que los jugadores no salieran a la cancha, recibiendo por ello un castigo que se extendió por un año.

2000: FC Barcelona


El FC Barcelona, uno de los clubes más importantes del mundo, también abandonó ante una situación que, para ellos fue injusta.

Fue en abril de 2000, cuando los azulgranas debían enfrentar a Atlético de Madrid por la semifinal de Copa del Rey. La fecha coincidió con un partido de la selección española, que le impidió al elenco culé tener a todo su plantel (de hecho contaba con 10 jugadores de campo y un sustituto).

El capitán Josep Guardiola anunció al juez del encuentro que no irían a la cancha a jugar, lo que le valió un castigo al equipo, el que fue revertido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) al asumir su error en la programación del duelo.

2004: Veracruz

El equipo de los Tiburones Rojos no se presentó a jugar frente a Jaguares de Chiapas en el último partido de la fase regular del Torneo de Apertura 2004, siendo sancionado con un descuento de tres puntos.

En 2019, el mismo equipo intentó hacer lo mismo debido a sus problemas económicos, pero los jugadores finalmente saltaron a la cancha ante Tigres, aunque se dejaron anotar goles en los primeros minutos.

2014: Racing de Santander


En 2014 Racing de Santander, uno de los equipos tradicionales del norte de España, vivía una profunda crisis deportiva e institucional, lo que llevó al plantel a no jugar un partido ante Real Sociedad por Copa del Rey.

A diferencia de lo que ocurrirá con Unión Española, los jugadores sí se presentaron, pero quedaron al medio de la cancha y se abrazaron sin moverse más en el campo de juego. Debido a esto el árbitro tuvo que suspender el duelo.

Los futbolistas decidieron realizar este acto debido a que el club les debía cinco meses de sueldo.

2017: Deportes Vallenar

Es uno de los casos más controversiales que ha vivido el fútbol chileno en los últimos años. La definición del ascenso de la Segunda División de 2017 generó un escándalo mayúsculo, que derivó en un escenario muy similar al que se podría ver este sábado en La Serena.

Todo comenzó tras el partido de vuelta por el ascenso entre Deportes Vallenar y Deportes Melipilla. La definición terminó en los penales, instancia donde los nortinos se terminaron imponiendo. El problema fue que uno de esos tiros estaba fuera de reglamento, lo que motivó a que los “potros” presentaran una denuncia y pidieran su cupo a la ANFP.

El organismo del fútbol profesional intentó tomar una decisión salomónica y en vez de darle el ascenso a Melipilla por secretaría decidió repetir los penales en una cancha neutral. Aquella opción fue totalmente descartada por el cuadro de la Región de Atacama, que se negó a jugar.

Al final los melipillanos llegaron al Estadio La Portada de La Serena y no encontraron a su rival. Dada estas circunstancias, los directivos de Quilín determinaron la victoria de los metropolitanos.

Más Noticias

Más Noticias