Deportes

Los equipos que sufrirán con el coeficiente de rendimiento que los llevaría al descenso

La consideración de los puntos obtenidos en 2019 complica a varios clubes que terminaron la temporada pasada en la parte baja del Campeonato Nacional.

Los equipos que sufrirán con el coeficiente de rendimiento que los llevaría al descenso
Los equipos que sufrirán con el coeficiente de rendimiento que los llevaría al descenso

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) entregó detalles de las bases del Campeonato Nacional 2020, que como gran novedad tendrá un coeficiente de rendimiento que será usado para enviar a equipos al descenso a la Primera B.

El sistema, que será usado en una de las tres caídas directas de categoría y que dejará a otro elenco en una llave con otro elenco de mal rendimiento, será usado para “normalizar” el torneo de cara a 2021, ya que debido al cierre sin descensos y con ascensos la cantidad de equipos aumentó de 16 a 18.

Con dos tablas diferentes, el torneo deberá seguir estadísticas calculadas del año 2019, lo que complica especialmente a los elencos que terminaron en las últimas posiciones y que, en algunos casos, evitaron el descenso solo por la clausura prematura de los partidos.

La discutida fórmula del coeficiente de rendimiento será clave para determinar el futuro de las instituciones que desde ahora ya deberán pensar en evitar el descenso.

La fórmula del coeficiente de rendimiento

Según las bases publicadas por la ANFP, el Campeonato Nacional 2020 tendrá dos tablas de medición pensadas en el descenso. La primera será la Tabla Absoluta, que contabilizará exclusivamente los puntos obtenidos en los partidos que se disputen durante en la presente temporada, y otra tabla denominada Tabla Ponderada 2019-2020, que considerará los puntos obtenidos en los partidos disputados tanto en  2019 como en 2020.

La Tabla Ponderada se calculará mediante la división entre la cantidad de puntos obtenidos y los partidos jugados en la temporada 2019 ponderado por un 60%.

A ello se agregará un coeficiente de rendimiento calculado mediante la división entre la cantidad de puntos obtenidos y los partidos jugados en la temporada 2020 ponderado por un 40%. La suma de ambos coeficientes determinará la ubicación final en la Tabla Ponderada 2019-2020.

En esta regla hay dos excepciones. Se trata de Santiago Wanderers y del equipo que ascenderá tras la liguilla de enero, a quienes solo se le considerará la temporada 2020 en un 100%.

Los equipos que resulten últimos tanto en la Tabla Absoluta como en la Tabla Ponderada perderán la categoría, mientras que los penúltimos de cada tabla jugarán un partido único para determinar al tercer descendido.

Los que peligran

La alta ponderación (60%) del puntaje obtenido en 2019 tiene en alerta a varios equipos, que durante el año pasado tuvieron una pésima temporada y que solo lograron salvarse con el cierre del campeonato forzado por el estallido social.

Los más complicados de todos son Universidad de Concepción (23 puntos) y Universidad de Chile (24), quienes terminaron en el último y penúltimo lugar. Ambos clubes deberán sumar la mayor cantidad de puntos posibles para evitar el descenso directo o el partido único.

A este caso se suma el de Deportes Iquique (25), que tiene un elemento especial, ya que debido a su encuentro jugado con Unión La Calera tiene un partido más, lo que distorsionaría todos los cálculos en comparación al resto de los equipos. Los dirigentes de los “Dragones Celestes” fueron los que más alegaron contra la fórmula y votaron en contra de la propuesta en el Consejo de Presidentes.

Hay otros elencos que, pese a estar algo más lejos, están obligados a no aflojar y a sumar los puntos que confirmen su permanencia para 2021. En ese caso están Curicó Unido (26), Deportes Antofagasta (27) y Everton (29).

Pese a tener una consideración diferente, tanto Santiago Wanderers como el segundo ascendido también deberán estar atentos a esta tabla. Estos equipos tendrán una ponderación mucho mayor al resto en la Tabla Ponderada, lo que les facilitaría la tarea, pero varias derrotas en línea podrían complicar todo y dejarlos como candidatos directos para regresar a la segunda categoría.

Sufrimiento en Primera B

La Primera B también tendrá una Tabla Ponderada, con 60% de consideración de 2019 y 40% de 2020, los que serán sumados. Según las bases, se enviará a la Segunda División al equipo que ocupe el último lugar.

En este caso, el más complicado con el coeficiente de rendimiento es Deportes Valdivia, que cerró la temporada pasada con tan solo 19 puntos. El elenco de la Región de Los Ríos deberá completar una campaña impecable y con muchos puntos para no caer a la tercera categoría. Otros elencos complicados son Magallanes (25 unidades), San Luis (27) y Rangers (28).

Al igual que en la Primera División, el elenco ascendido de 2019 tendrá un 100% de ponderación de la presente temporada. En este caso el cuadro beneficiado será San Marcos de Arica.

Más Noticias

Más Noticias