Deportes

Los grandes momentos en la historia de la Noche Alba

Un DT llegando en helicóptero, la presentación de un refuerzo encubierto y el arribo de jugadores que se transformaron en ídolos han marcado el tradicional partido de Colo Colo para iniciar la temporada.

Los grandes momentos en la historia de la Noche Alba
Los grandes momentos en la historia de la Noche Alba

Este domingo Colo Colo tendrá una nueva versión de la Noche Alba, evento tradicional para el “Cacique” que sirve de presentación del plantel que disputará toda la nueva temporada.

Para este año, los albos tendrán un encuentro con la selección chilena Sub 23 que disputará el Torneo Preolímpico de Colombia. Con un espectáculo previo y con una masiva presencia de hinchas en el Estadio Monumental, la concesionaria Blanco y Negro mostrará a sus nuevas incorporaciones, donde se destaca el retornado Matías Fernández.

El contexto actual, marcado por las consecuencias del estallido social, no ha impedido que el cuadro albo prepare una ceremonia que pueda estar a la altura de otros años, cuando los presupuestos eran mucho más altos y los dirigentes de los clubes se daban algunas licencias para realizar verdaderas locuras.

Llegadas en helicópteros, envíos de audios y refuerzos encubiertos han marcado los grandes momentos en las casi tres décadas de la Noche Alba.

Los inicios en 1992

La primera Noche Alba se realizó a inicios de 1992. Jorge Vergara, el recordado dirigente de los albos, planteó que el equipo de Macul debía tener una “Noche Colchonera” tal como el Atlético de Madrid en España.

Aquella presentación, que se realizó a estadio lleno y con entradas rebajas a precios populares, marcó el arribo de Claudio Borghi como refuerzo del equipo. El argentino, que fue parte del plantel que ganó el Mundial de México 1986, fue la gran figura de la jornada. Aunque permaneció por una temporada, el volante supo ganarse el afecto de la hinchada, que lo valoró aún más con el tetracampeonato que logró como entrenador.

Ese año también se presentaron a otros referentes como Hugo Rubio y Aníbal González.

El “tapado” que llegó como un mozo

Otro momento inolvidable fue el protagonizado por el brasileño Emerson Pereira, quien fue el gran protagonista de la Noche Alba 1996, aunque pasando totalmente inadvertido con una locura realizada por los dirigentes.

El ex Sao Paulo era el “tapado” de la jornada. Es decir, era el refuerzo sorpresa que no había sido dado a conocer ni por el club ni por la prensa.

Un día antes del partido en el Monumental, Vergara invitó a los periodistas a un asado. En el lugar había un mozo, quien justamente era Pereira. La sorpresa finalmente se reveló a la jornada siguiente, con el refuerzo encubierto ya confirmado.

El helicóptero de Baptista

Uno de los hechos más recordados de la presentación de planteles colocolinos fue el que ocurrió en 1999, cuando el entrenador brasileño Nelsinho Baptista llegó a la cancha David Arellano en un helicóptero.

Tomás Cox, quien durante décadas ha estado a cargo del evento, afirmó a EL DÍNAMO que ese es sin dudas uno de los momentos altos de la Noche Alba, el que marcaba otra época.

“En ese tiempo habían otros presupuestos, se instalaba pirotecnia y se ocupaba todo el perímetro del estadio. Esa noche fue especial, aunque todas tienen algo diferente que lo van marcando a uno, algo especial y bonito”, precisó el también conductor radial y de TV.

Baptista, que llegó acompañado de refuerzos como Cristian Montecinos, Manuel Neira, Cristián Uribe y Ricardo Viveros, no alcanzó a completar la temporada como director técnico del “Cacique”.

Llegadas y despedidas de ídolos

La Noche Alba también fue el momento en que los ídolos del club se mostraron en gloria y majestad, recibiendo el afecto de la hinchada y marcando instantes inolvidables para la institución.

Tomás Cox recuerda que una de las noches más inolvidables fue la de 2003, cuando se realizó la despedida de Marcelo Barticciotto y se le dio la bienvenida a Iván Zamorano, todo esto ante más de 50 mil personas en el recinto de Pedrero.

“Otra Noche Alba que recuerdo muy bien fue en 2001, cuando Marcelo Espina mandó un audio porque no podía venir ya que en ese tiempo estaba en España”, afirmó el productor de eventos.

El show previo

Además de lo deportivo, el partido de inicio de temporada de Colo Colo está marcado por los show artísticos. “Fue muy hermoso cuando se presentó el pianista Roberto Bravo, que dejó en silencio a todo el Estadio Monumental”, aseveró Cox.

En 2018, por ejemplo, la jornada tuvo como invitado especial al cantante nacional Zalo Reyes, quien fue ovacionado por la multitud.

Para este año el espectáculo, que comenzará cerca de las 17:00, será protagonizado por el cantante Américo. También habrá un carnaval carioca y la presentación especial de Street Dream Music, el grupo de música urbana que lidera Sandrino Vidal, hermano del ex jugador albo Arturo Vidal.

“Es algo pacífico y muy bonito, que esperamos que resulte muy bien”, apuntó el productor.

Más Noticias

Más Noticias