Deportes

Primo de Arturo Vidal responde por querella y acusa "maniobra" del entorno del jugador

Carlos Albornoz Pardo aseguró que la acción legal en su contra no viene del futbolista del Inter de Milán, sino que de las personas que lo rodean.

El empresario reaccionó a la querella a través de un comunicado. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl empresario reaccionó a la querella a través de un comunicado. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El empresario reaccionó a la querella a través de un comunicado. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Carlos Albornoz Pardo, primo del futbolista chileno Arturo Vidal, respondió a la querella interpuesta por el jugador del Inter de Milán en su contra por los delitos de administración desleal y celebración de contrato simulado.

Según una nota de La Tercera, el empresario -que era nombrado como “tío” por el volante- fue acusado de realizar una serie de movimientos financieros en la sociedad que ambos compartían, las que no fueron conocidas por el deportista.

En un comunicado, el psicólogo y Magister en Negocios afirmó que siente “una pena inmensa por la situación que ha quedado expuesta”.

"Sé que Arturo, por sí mismo, no es capaz de hacer este daño a nuestra familia. Estoy convencido que esta maniobra responde al entorno de él, que desgraciadamente está velando por sus intereses sin pensar en el bienestar de Arturo", añadió.

El otrora hombre de confianza del seleccionado chileno afirmó que “no he sido notificado de ninguna querella. El medio de comunicación que publicó la nota recibió la querella antes que todos nosotros. Aún así, estoy tranquilo con la investigación y lo que determinen los tribunales”.

“Me pongo a disposición de la justicia y los peritos para colaborar en lo que se requiera. Confío en la justicia chilena. Voy a demostrar mi absoluta inocencia, la que refrendará mi irrestricta lealtad a Arturo, a quien junto con un equipo de profesionales, hemos asesorado con dedicación y profesionalismo por más de una década”, complementó.

Albornoz manifestó que “cualquiera que indague, verá que mi patrimonio no ha crecido los últimos 10 años y sólo tengo la vida que puedo financiar con mi trabajo. Jamás arriesgaría el prestigio que tanto me constó construir”.

“Estoy convencido que este proceso demostrará que tomamos las mejores decisiones y que no existe daño patrimonial alguno. El reportaje en cuestión no considera que los últimos dos años de pandemia han sido tiempos muy difíciles para los gimnasios y centros deportivos que no han podido funcionar con normalidad, lo que evidentemente provoca déficits y pérdidas que en ningún caso tienen que ver con dolo o falta a la probidad”, cerró.

Más Noticias

Más Noticias