Deportes

Sindicato de Árbitros pidió conocer informe de la ANFP y llevar caso a la justicia ordinaria

La entidad señaló que el reporte emitido durante el lunes omite la existencia del diálogo entre el Quality Manager y el VAR del polémico encuentro entre Huachipato y Copiapó.

El informe afirmó que el audio de Francisco Gilabert buscó desestabilizar al arbitraje chileno. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl informe afirmó que el audio de Francisco Gilabert buscó desestabilizar al arbitraje chileno. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El informe afirmó que el audio de Francisco Gilabert buscó desestabilizar al arbitraje chileno. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Sindicato de Árbitros del Fútbol Profesional Chileno (Arbifup) pidió conocer el informe completo de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) por la polémica arbitral del encuentro entre Huachipato y Deportes Copiapó, que descartó “cualquier tipo de comunicación desde Santiago con los árbitros presentes ese día”.

La entidad abordó el tema luego que el documento mencionara los audios en donde el juez del encuentro, Francisco Gilabert, denunció supuestas presiones para cobrar un penal inexistente a favor de los acereros, que con su triunfo lograron permanecer en Primera División.

“En el curso de la presente investigación, se lograron recopilar antecedentes y datos que evidencian la existencia de actos destinados a desacreditar y difundir información distorsionada para desestabilizar el arbitraje chileno, que dañaron a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional y la transparencia de la actividad del fútbol en su conjunto”, señaló.

Tras la difusión de los audios, que fueron publicados por radio ADN, el directorio de la ANFP decidió despedir al presidente de la Comisión de Árbitros, Javier Castrilli, y a dos de sus colaboradores. Aquello ocurrió además en el marco de una paralización del sindicato, que exigía la salida del otrora “Juez de Hierro” acusando vulneraciones a los derechos laborales tras el despido de más de una decena de colegiados.

En un comunicado, el organismo que reúne a los árbitros nacionales mencionó que “el informe no hace mención a un aspecto clave: la existencia del diálogo entre el Quality Manager y el VAR, lo que en sí mismo puede constituir una presión indebida”.

“Ese diálogo –impropio, pues potencialmente influye sobre la decisión que está tomando el equipo arbitral– es omitido en el informe final, pero aun así llega a la conclusión de que no existen irregularidades y que todo se trataría, en definitiva, de actos destinados a desestabilizar el arbitraje chileno”, añadió el texto.

Los jueces destacaron que “no se debe olvidar que la necesidad de cambios en la Comisión de Árbitros planteada desde este Sindicato obedeció a la injerencia que aquella estaba teniendo en la actividad sindical y que derivó en el despido de 14 árbitros. Ello no tiene relación alguna con lo ocurrido con el partido investigado ni los audios divulgados”.

Junto con esto, los colegiados pidieron llevar el caso a la justicia ordinaria para iniciar una investigación independiente, adelantando que “próximamente se iniciarán las acciones legales correspondientes”.

Más Noticias

Más Noticias