Deportes

Todas las polémicas del clásico Universidad Católica y Colo Colo

El empate 1-1 entre los cruzados y albos en San Carlos de Apoquindo estuvo marcado por las provocaciones, violencia y graves denuncias.

El encuentro se disputó en San Carlos de Apoquindo. AGENCIA UNOEl encuentro se disputó en San Carlos de Apoquindo. AGENCIA UNO
El encuentro se disputó en San Carlos de Apoquindo. AGENCIA UNO

El clásico entre Universidad Católica y Colo Colo, que terminó con un intenso empate 1-1 en el Estadio San Carlos de Apoquindo, estuvo marcado por las polémicas y graves hechos de violencia, los que podrían terminar en sanciones para el equipo cruzado.

Dentro de la cancha, el encuentro estuvo parejo, ya que el cuadro estudiantil mostró una mejora en comparación a las fechas anteriores, mientras que los albos se complicaron y estuvieron lejos del juego mostrado durante todo el Campeonato Nacional.

Más allá de esto, el partido de este domingo -cuyo estatus de “clásico” fue puesto en duda por algunos jugadores, terminó siendo inolvidable por sus escándalos.

El arbitraje

El partido estuvo a cargo del árbitro José Cabero, quien tuvo situaciones complejas como el penal al límite que terminó cobrando a favor de la UC. Aquello generó la molestia del ex jugador albo Arturo Vidal, quien compartió una imagen del juez con el mensaje “que cul… tan malo”.

Otro cobro cuestionable del juez fue la roja que terminó con la expulsión de Fernando Zampedri por una supuesta agresión a Maximiliano Falcón.

Falcón vs. la UC

El defensa colocolino Maximiliano Falcón fue el protagonista principal de las polémicas dentro de la cancha. El uruguayo había calentado el partido con declaraciones previas, donde señaló que el encuentro ante la Universidad Católica no era clásico.

El charrúa fue abucheado por toda la parcialidad cruzada en San Carlos de Apoquindo, protagonizando encontrones con varios jugadores. De hecho, la concesionaria de los estudiantiles lo terminó responsabilizado a él de los hechos de violencia en las tribunas.

Bomba de ruido contra Cortés

Otro hecho controversial -por el que Cruzados arriesgaría una sanción- ocurrió al inicio del segundo tiempo, cuando desde la galería lanzaron una bomba de ruido que cayó cerca del portero de Colo Colo Brayan Cortés. El portero quedó afectado, pero finalmente pudo seguir jugando, en una vulneración grave para la seguridad de los futbolistas.

Peleas por los “infiltrados”

El hecho más compleja se vivió luego que el jugador colocolino Alexander Oroz anotó la igualdad en el último minuto del encuentro. El sector Sergio Livingstone del estadio algunos hinchas albos -que pudieron entrar pese a que la venta de tickets era exclusiva para los cruzados- celebraron el gol, lo que provocó una violenta reacción de los fanáticos del cuadro universitario que se encontraban alrededor.

El incidente ocurrió cerca de los puestos de prensa del recinto deportivo, por lo que fue captado directamente por los medios.

La aparición de Miguelito

El comediante Hans Christian Malpartida, conocido como Miguelito, fue otro protagonista inesperado de la violenta jornada en San Carlos de Apoquindo.

El ex rostro de Morandé con Compañía llegó al recinto como comentarista del programa TNS Sports REACTS en su calidad de hincha cruzado. En medio de la transmisión y tras el empate de los albos se lo pudo ver delatando a los seguidores albos que terminaron siendo agredidos.

También aparecieron imágenes que lo mostraron intentando participar de la riña, siendo detenido por algunos asistentes.

La denuncia de robo

Tras el encuentro, la dirigencia de Colo Colo denunció un robo al interior del camarín del cuerpo técnico, donde se perdieron zapatos, indumentaria y un teléfono móvil. También aseguraron que las cámaras de seguridad estaban tapadas.

Cruzados respondió a esta grave acusación y en un comunicado aseguró que dichas palabras no pueden entregarse “sin una denuncia formal y una investigación exhaustiva que lleve a conclusiones serias y responsables”.

“Señalar ante esto, que la empresa de seguridad privada que presta servicios en San Carlos de Apoquindo no detectó ninguna situación anómala durante el desarrollo del partido en el sector de camarines y que en el de la visita dispuso de cuatro guardias en el perímetro inmediato de acceso al camarín de Colo Colo. Nos parece gravísima esta acusación porque en casi 34 años de existencia del estadio San Carlos de Apoquindo nunca ha ocurrido un hecho de esta gravedad con un equipo rival”, señaló la concesionaria encabezada por Juan Tagle.

Más Noticias

Más Noticias