Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

UDI anuncia proyecto para que estudiantes que provoquen “destrozos” no accedan a la gratuidad

La moción es impulsada por los diputados Javier Macaya y Osvaldo Urrutia.

UDI anuncia proyecto para que estudiantes que provoquen “destrozos” no accedan a la gratuidad

Agencia Uno

Por 3 de Julio de 2018

Los diputados UDI Javier Macaya y Osvaldo Urrutia anunciaron la presentación de un proyecto que buscará que estudiantes que provocaron “destrozos” en establecimientos educaciones no tengan la opción de acceder a la gratuidad en la educación superior.

Esto a raíz de los hechos que han marcado las últimas semanas a diversos colegios de la comuna de Santiago, donde incluso el alcalde Felipe Alessandri decidió cerrar el Liceo Amunátegui por el resto del año.

La moción de los gremialistas busca modificar la ley 21.091 sobre educación superior que “consagra como causal de pérdida los beneficios que establece el Estado a los estudiantes, en caso de ser autores de destrozos y otros desmanes a la propiedad y material educativo de los establecimientos educacionales tomados, como forma de protesta, reclamo u otra motivación a las autoridades”.

El texto señala que en “nuestro derecho existen experiencias en torno a la pérdida de beneficios estatales respecto de personas que han perdido la habilidad para ser acreedores de estos a partir de hechos que implican indignidades sobrevinientes. Este es el caso de los beneficios que perciben los grupos indígenas del Fondo de Tierras y Aguas Indígenas”.

“Con la entrada en vigencia de la Ley 20.529, la Superintendencia de Educación es la instancia administrativa encargada de fiscalizar, de conformidad a la ley, que los sostenedores de establecimientos educacionales reconocidos oficialmente por el Estado se ajusten a las leyes, reglamentos e instrucciones que dicte la superintendencia, y fiscalizar la legalidad del uso de los recursos de los establecimientos que reciban aporte estatal”, agregaron.

Para los parlamentarios, es “de toda lógica que en una política de uso eficaz de los recursos públicos, los responsables de los desmanes sean sancionados con la imposibilidad de acceder a la gratuidad”.

“La sociedad chilena se aburrió de actos de fuerza sin asumir las responsabilidades del caso. Las tomas son dirigidas por un grupo minoritario de estudiantes que pasan a llevar el derecho de la mayoría de la comunidad educativa a formares y estudiar por un futuro mejor”, manifestó el diputado Macaya.

En tanto, Urrutia asegura que “el rompe-paga es de toda lógica; el que rompe, quema y lanza molotov a Carabineros no puede luego acceder a la gratuidad en la educación superior”, consignó La Tercera.

Relacionados

Comenta