Educación

Apoderados lamentan extensión de vacaciones de invierno: "La promesa era que los colegios serían los últimos en cerrar"

El Gobierno adelantó y extendió por tres semanas el período de vacaciones de invierno, con el objetivo de intentar detener la propagación de las enfermedades respiratorias que tienen colapsadas las UCI pediátricas.

Las actividades en las escuelas finalizarán el 29 de junio y se retomarán el 25 de julio. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Las actividades en las escuelas finalizarán el 29 de junio y se retomarán el 25 de julio. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Por:  Sebastián Dote y Rafael Carneiro

Sensaciones encontradas generó entre apoderados, profesores y autoridades el anuncio entregado por el Gobierno, que decidió adelantar el inicio de las vacaciones de invierno y extenderlas por tres semanas, para así evitar la propagación de las enfermedades respiratorias como el virus sincicial.

El Ministerio de Educación (Mineduc) y el Ministerio de Salud (Minsal) informaron que el calendario escolar será modificado entre las regiones de Arica y Parinacota y Los Lagos. De esta forma, las actividades en las escuelas finalizarán el 29 de junio, para volver el 25 de julio.

Desde el Gobierno enfatizaron que la medida tiene un sentido sanitario, considerando el aumento de las infecciones respiratorias en niños de entre 1 y 4 años, que alcanzó cifras que no se veían desde 2019, el invierno anterior a la llegada de la pandemia de COVID-19.

“El escenario en el que nos encontramos con relación en las camas críticas infantiles nos ponen hoy que tenemos un 91% de ocupación de las camas UCI”, detalló la ministra de Salud, Begoña Yarza.

El rechazo de los apoderados

Escuelas Abiertas, el movimiento de apoderados que lleva dos años pidiendo a las autoridades que las clases presenciales retomen la normalidad, lamentó esta decisión, asegurando que el Gobierno nuevamente no ha considerado los efectos que trae la falta de actividades escolares en la educación de los niños.

“Nos parece preocupante. Nos parece muy grave y una vez más afecta a los niños de Chile. No hemos aprendido nada sobre la importancia del proceso educativo presencial. Es verdad que las UCI pediátricas están colapsadas, pero eso es consecuencia de dos años de encierro donde los niños no pudieron desarrollar su inmunidad”, afirmó a EL DÍNAMO Valentina Rebolledo, directora general de la organización. 

La representante añadió que la extensión de las vacaciones “perjudica a las mujeres de Chile porque son ellas que tienen que asumir la tarea del cuidado. Algunas van a tener que hablar con su empleador, algunas tendrán que renunciar, otras pedir vacaciones para cuidar del niño”.

“Y eso fue promesa de campaña del actual Gobierno, de que los colegios deberían ser los últimos en cerrar. ¿Y qué vemos ahora? Que los colegios serán los primeros en cerrar mientras se sigue liberando restricciones para los adultos. Y también fue promesa de campaña del Gobierno que las tareas de cuidado no pueden ser solo de las mujeres. ¿Y qué vemos acá? ¿Quién se perjudica? ¿Quién tiene que hacer malabares después de esta noticia? Las mujeres, sobre todo las madres solteras de Chile. Y no todas pueden pagar cuidado extra”, enfatizó.

Rebolledo añadió que “yo no soy doctora, pero no puede ser que las medidas sanitarias que están imponiendo por los últimos dos años afecten a los colegios. No puede ser eso una medida sanitaria (…) y eso ha pasado en todo el mundo. Y en este caso particular, que está colapsando a las UCI pediátricas, eso afecta a los menores de seis años. Entonces, ¿por qué un joven de 15 años tiene que estar obligado a quedarse en la casa pudiendo asistir a clases?".

Las miradas de los expertos y profesores

La decisión de Mineduc y Minsal generó opiniones divididas, ya que si bien destacan la gravedad de la situación sanitaria también abordan la extensión de una crisis educativa que se arrastra desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

Daniel Rodríguez, director ejecutivo de Acción Educar, apuntó a las medidas que, según él, no tomó el Ejecutivo para evitar la situación.

“Es evidente que la gestión deficiente de la pandemia y de la vacunación infantil está teniendo un impacto que no vimos durante los años pasados. Es lamentable que esto haya llevado al Gobierno a incumplir la promesa del presidente de que los colegios fueran los últimos en cerrar”, afirmó el directivo a EL DÍNAMO.

Rodríguez añadió que “si la prioridad para combatir la violencia en los colegios es salud mental y socialización de los estudiantes, suspender y extender las vacaciones es simplemente incomprensible. Además que no parece haber habido diálogo con los sostenedores ni las comunidades, es una medida aparentemente muy poco meditada”.

Una postura totalmente distinta fue la que tuvo el Colegio de Profesores, quienes respaldaron la medida frente al aumento de las enfermedades respiratorias entre los niños.

“Esto viene a confirmar algo que nosotros habíamos señalado muy anticipadamente, que es que en los colegios no están las condiciones para tener una buena condición sanitaria con respecto a los virus respiratorios. Hemos dicho que 45 estudiantes hacinados en una sala de clases es un exceso y hemos dicho que en muchos colegios de Chile no hay condiciones para una ventilación adecuada”, señaló el presidente del magisterio de la Región Metropolitana, Mario Aguilar.

El dirigente aseguró además que “esto también confirma lo que en su momento dijimos, que el abrir los colegios en plena pandemia era una situación absolutamente irresponsable y que podría generar una catástrofe”.

Por parte de las autoridades, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), respaldó la determinación del Gobierno, señalando que en su comuna la fecha de vacaciones incluso se podría adelantar más debido a la situación crítica que enfrenta la UCI pediátrica del Hospital Luis Calvo Mackenna.

“También tengo claro que es posible que en Providencia lo tengamos que adelantar un poco más. Durante 2 años tuvimos todos los colegios cerrados y ahora estamos tratando de volver a un tema donde haya vacaciones definidas y es posible que nosotros tengamos que cerrar, más de una vez, durante dos semanas, en el año”, manifestó la jefa comunal.

La alcaldesa precisó que la medida está siendo monitoreada y que se priorizará la salud de los niños, además de la descongestión de las atenciones hospitalarias.

Más Noticias

Más Noticias