Educación

Aumenta malnutrición en escolares por efecto de la pandemia

El último Mapa Nutricional elaborado por Junaeb mostró que la malnutrición por exceso creció del 54,1% al 58,3%, mientras que el retraso en tallas pasó de 5,5% a 6%.

El ausentismo escolar ha complicado la entrega de comida saludable a los niños y adolescentes. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El ausentismo escolar ha complicado la entrega de comida saludable a los niños y adolescentes. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La pandemia de COVID-19 sigue generando efectos en los escolares chilenos, especialmente en su nutrición, que se vio afectada por el prolongado cierre de las escuelas debido a los confinamientos para frenar la circulación del virus.

Para muchos niños y adolescentes, la escuela es una parte fundamental de su alimentación al ser proveedora de colaciones y almuerzos saludables. La interrupción obligada de las clases, sumada al ausentismo crónico que se agudizó debido a la crisis sanitaria, complicó aún más la realidad de miles de alumnos.

El último Mapa Nutricional elaborado por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) mostró un retroceso en las cifras de desnutrición infantil, las que antes de la pandemia se habían estabilizado al alcanzar un 1,8% en 2019.

Según las cifras del organismo, que fueron publicadas por El Mercurio, la prevalencia de la desnutrición en niños y adolescentes creció un 2,6% en 2020, alcanzando el mismo porcentaje en 2021.

Entre los factores que explicarían este incremento se encontrarían el sedentarismo, las dificultades económicas y el bajo control de los padres a la alimentación de sus hijos. Aquello se agrega el temor aún existente a la asistencia a las escuelas, que incide en la pérdida de la dieta habitual proporcionada por Junaeb.

A estos antecedentes se sumó que la malnutrición por exceso creció del 54,1% al 58,3%, mientras que el retraso en tallas, que evidencia un bajo desarrollo en los menores, pasó de 5,5% a 6%.

La estrategia de Mineduc ante la malnutrición infantil

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, se mostró preocupado con las cifras de malnutrición infantil, asegurando que se tomarán medidas para revertir los índices de obesidad y desnutrición entre los estudiantes.

“En el caso de los beneficios asociados a la alimentación, a través de la Junaeb, vamos a tener una innovación para el próximo año, que es el Servicio de Alimentación Universal para kínder y prekínder. Eso no estaba y por lo tanto se universaliza”, expresó la autoridad.

A ello se agregó el trabajo que está realizando Junaeb para mejorar sus menús, en respuesta a las denuncias aparecidas en diversos establecimientos educacionales, que muestran los precarios desayunos y almuerzos que reciben sus comunidades educativas.

Más Noticias

Más Noticias