Educación

Bullying en Valparaíso: padres denunciaron que a su hijo le sacaron las pestañas

Los apoderados señalaron que el niño de 9 años habría sido amarrado durante un recreo, siendo atacado por sus compañeros.

El caso fue denunciado a Carabineros y al Ministerio Público. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl caso fue denunciado a Carabineros y al Ministerio Público. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El caso fue denunciado a Carabineros y al Ministerio Público. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Un grave caso de bullying fue el que denunciaron los padres de un alumno de 9 años del colegio Seminario San Rafael de Valparaíso, quien habría perdido parte de sus pestañas debido a un ataque por parte de compañeros del establecimiento.

La acusación, según lo informado por el diario La Estrella de Valparaíso, fue entregada a Carabineros y al Ministerio Público, quienes iniciarán las diligencias para determinar las responsabilidades en el caso.

Manuel Riquelme, padre del niño, relató al matutino que el hecho ocurrió el viernes 25 de marzo. “A mi hijo en el colegio le sacaron parte de sus pestañas, lo amarraron con una cuerda y procedieron a quitarle parte de sus pestañas, quedando en shock y sin poder expresar lo que le ocurrió”, señaló.

“Esto ocurrió en el segundo recreo del día viernes. Mi hijo no había querido contar, nos enteramos al siguiente día porque tenía miedo", señaló el hombre.

El padre añadió que “esto no es un caso aislado, mi hijo ya había vivido sucesos de bullying (...) como familia estamos tremendamente mal en todo ámbito”.

Aumento de la violencia escolar

Esta grave acusación por bullying se conoció en medio de la ola de violencia escolar que ha afectado a varios establecimientos educacionales del país, en una situación que encendió las alertas de las autoridades.

Durante el lunes el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, informó que la Superintendencia de Educación ha recibido 1.500 denuncias por diversos hechos ocurridos en los colegios del país, de las cuales el 30% corresponden a episodios de agresiones en las aulas.

“Aquí hay una violencia estructural propia de nuestro país, un problema de salud mental que es anterior a la pandemia y anterior al estallido social que acompaña a estos procesos. Los indicadores de suicidios juveniles son muy importantes, las prácticas de bullying, todas estas cosas son anteriores y se ven reforzadas por este vuelta abrupta”, expresó el secretario de Estado.

En ese sentido, Ávila enfatizó el cambio en el protocolo para las clases presenciales durante la pandemia de COVID-19, el que permite a las comunidades escolares flexibilizar la jornada escolar completa.

“Queremos hacer una condena permanente a todos los hechos de violencia, sabemos que muchos de estos hechos involucran a niños, niñas y adolescentes menores de 18 años que son sujetos de derechos, por lo tanto nuestra preocupación tiene relación también con las víctimas y victimarios”, añadió.

Más Noticias

Más Noticias