Educación

Convención Constitucional: las iniciativas populares que buscan asegurar la libertad en educación

Organizaciones como Educación Libre y Diversa, Acción Educar y la Coordinadora de Colegios Particulares Subvencionados están buscando firmas para que el tema sea discutido en el órgano constituyente.

Las propuestas tiene plazo hasta el 1 de febrero para lograr las adhesiones necesarias. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las propuestas tiene plazo hasta el 1 de febrero para lograr las adhesiones necesarias. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Convención Constitucional inició su segunda etapa recogiendo diversas iniciativas populares, entre las que se cuentan algunas que buscan defender la libertad en el sistema de educación chileno.

Algunas organizaciones se sumaron a la plataforma creada por el órgano constituyente, que busca instalar temas generados desde la sociedad civil para que sean discutidos, sin la necesidad de que se traten de mociones presentadas por convencionales.

Para ello, cada propuesta necesita 15 mil firmas de parte de los ciudadanos, las que se pueden recolectar de manera virtual. Hasta el momento, propuestas sobre el aborto, la propiedad de los fondos de pensiones y libertad religiosa han sobrepasado la meta, quedando prácticamente listas para ser tratadas por el pleno.

En educación han surgido iniciativas de parte de organizaciones como Educación Libre y Diversa, Acción Educar y la Coordinadora de Colegios Particulares Subvencionados (CCPS), las que en su esencia apuntan hacia la misma idea: asegurar la posibilidad de que las familias puedan elegir el proyecto educativo que deseen para sus hijos.

A pesar de la dispersión, los encargados de las propuestas están confiados en lograr la cifra mínima de firmas antes del 1 de febrero, la fecha límite establecida para que pueda entrar al debate.

Las iniciativas

La propuesta del centro de estudios Acción Educar es que lleva la ventaja en la carrera por entrar a la Convención. El proyecto, denominado como “Derecho a la Educación, derecho y deber preferente de los padres y libertad de enseñanza”, la que acumula más de 13 mil adhesiones.

“No solo esperamos lograr los apoyos suficientes para que nuestra propuesta sea discutida en la Comisión de Derechos Fundamentales, sino que genere un debate sobre el rol y la contribución de la educación particular subvencionada y privada en general al sistema educacional chileno”, expresó a EL DÍNAMO Daniel Rodríguez, director ejecutivo de la entidad.

Otra propuesta es la del movimiento Educación Libre y Diversa y se llama “Iniciativa popular por una educación libre y diversa”. Hasta ahora, la propuesta suma 12 mil firmas, quedando cerca de la meta.

“Esto surge a través de varias organizaciones que están en la Coordinadora Nacional de Movimientos
Ciudadanos ante la inquietud de que en la Convención Constitucional decidió excluir la libertad de enseñanza, el derecho preferente que tienen los padres a elegir la educación de sus hijos, en el reglamento general”, explicó Claudio Salinas, vocero de la campaña.

Más atrás está la propuesta “Libertad de enseñanza y derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos, asegurando acceso igualitario sin discriminación en la distribución”, la que fue presentada por la CCPS. La idea lleva un poco más de 1.209 rúbricas.

La dispersión

En pocas semanas las iniciativas populares sobre libertad en la educación lograron una importante adhesión, pero al estar separadas por diversas organizaciones patrocinantes no han logrado cumplir con la meta mínima.

Luis Cañas, presidente de la CCPS, abordó el tema y en declaraciones a EL DÍNAMO admitió que “sin duda que faltó coordinación, pero luego agregó que “somos demasiados, desde muchas partes, defendiendo lo que es casi un perogrullo: libertad de enseñanza y derecho preferente de los padres a escoger la educación de sus hijos“.

“Definitivamente eso tiene que estar en la nueva Constitución, ya que si no, el retroceso que experimentaría la educación chilena sería deplorable y atentatorio contra el Chile diverso, inclusivo y justo que todos queremos”, añadió.

Desde Acción Educar, Rodríguez planteó que “la libertad de enseñanza hace parte del acervo cultural del país y está dentro de las cosas que los chilenos más valoran de la educación. Es natural que existan varias iniciativas en esta materia y esperamos que todos alcancemos los 15 mil apoyos y más“.

Claudio Salinas, del movimiento Educación Libre y Diversa, explicó que el fenómeno se debió a que “las iniciativas populares debían pasar por un filtro de admisibilidad, por lo que si se presentaba una sola sobre libertad de enseñanza y terminaba siendo inadmisible podría perderse”.

Estamos seguros que tanto nuestra propuesta como las de las otras organizaciones van a lograr la cantidad de apoyos suficientes para ser consideradas en por la Convención. Seguimos recibiendo respaldo y trabajando de forma coordinada con las diversas organizaciones, informando, contactando por WhatsApp, etc.”, añadió.

Más Noticias

Más Noticias