Educación

Diputados UDI responsabilizan a la oposición por crisis en el Instituto Nacional

Es por ello que apuntan a perfeccionar Aula Segura para que los directores de los colegios puedan expulsar a los estudiantes que cometan faltas graves.

Los parlamentarios expresaron que la oposición permitió que el establecimiento fuera tomado por violentistas.
Los parlamentarios expresaron que la oposición permitió que el establecimiento fuera tomado por violentistas.

Luego que el Instituto Nacional quedara fuera del listado de los 100 establecimientos educacionales más destacados del país por segundo año consecutivo, los diputados de la UDI que pertenecen a la Comisión de Educación de la Cámara Baja, Sergio Bobadilla y Juan Manuel Fuenzalida, además del parlamentario electo por la Región de O’Higgins, Eduardo Cornejo -quien se integrará a dicha instancia-, responsabilizaron directamente a la actual oposición por la crisis que envuelve al emblemático recinto.

Los parlamentarios aseguraron que “se dedicaron por años a nivelar hacia abajo, destruyendo el sueño y futuro de miles de jóvenes, y hoy como si nada guardan un vergonzoso silencio sepulcral”.

Asimismo, sostuvieron que la sostenida baja en los resultados de dicho establecimiento “responden a las nefastas políticas de educación que por años promovió la actual oposición, y también fundamentalmente a la actitud cómplice que mantuvieron al alentar los actos de violencia que durante meses se registraron al interior del recinto”, plantearon.

Por lo mismo, Bobadilla, Fuenzalida y Cornejo anunciaron la presentación de un proyecto para perfeccionar la actual ley de “Aula Democrática y Convivencia Segura” -más conocida como “Aula Segura”-, con el objetivo de reponer la obligación de los directores de expulsar a todos los estudiantes que cometan alguna falta de carácter grave.

“Cuando tramitamos esta iniciativa, los parlamentarios de izquierda, en esta permanente complicidad que tienen con la violencia, no estuvieron dispuestos a aprobar medidas más restrictivas que hubiesen permitido erradicar a los violentistas del sistema escolar”, indicaron.

“Por eso vamos a presentar un nuevo proyecto donde buscaremos que los directores no sólo tengan la facultad para suspender a quienes cometan actos graves, sino que tengan el deber de expulsarlos. Y, además, vamos a proponer una disminución en los plazos que tendrán los estudiantes para apelar a la decisión y también para que les comuniquen la sanción definitiva”, explicaron los diputados UDI.

Los legisladores expresaron que “con sus políticas primitivas, la oposición terminó nivelando hacia abajo y destruyendo el futuro de miles de jóvenes. Hoy guardan un silencio que es vergonzoso, tal como ya lo hicieron cuando el Instituto Nacional se encontraba bajo el mando de violentistas y delincuentes”.

“Por eso vamos a presentar este proyecto en los próximos días, porque no queremos que ningún otro establecimiento educacional de nuestro país sufra las graves consecuencias que hoy vemos reflejadas en el Instituto Nacional”, concluyeron los diputados gremialistas.

Más Noticias

Más Noticias