Educación

Estudiantes del INBA se distancian de hechos de violencia: "No es parte del petitorio ni de la toma"

Los voceros de las Asamblea de Estudiantes del establecimiento acusaron además que al inicio de la toma guardias del Parque Quinta Normal los atacaron con balines y postones.

Los dirigentes acusaron un "abandono" de parte de las autoridades. AGENCIA UNO
Los dirigentes acusaron un "abandono" de parte de las autoridades. AGENCIA UNO

Los voceros de la Asamblea de Estudiantes del Internado Nacional Barros Arana (INBA) de Santiago se desmarcaron de los graves hechos de violencia registrados durante el lunes en las afueras del recinto, los que terminaron con la quema de un furgón y de motos.

Los alumnos entregaron detalles de la delicada situación que vive el establecimiento, que lleva semanas movilizado por demandas como la mejora en la infraestructura y la educación no sexista, entre otras.

“La vocería del INBA surge en medio de la desorganización en momentos de crisis del internado, en donde el estudiantado necesitaba levantar las necesidades históricas (…) existe abandono durante la pandemia y en general de la educación pública”, afirmó uno de los dirigentes, según lo consignado por radio Bío Bío.

Los dirigentes estudiantiles afirmaron además que desde el inicio de mayo, cuando comenzó la toma, se han registrado enfrentamientos con los guardias del Parque Quinta Normal, quienes eventualmente los estarían atacando con balines y postones.

Por los graves hechos de violencia ocurridos en las afueras del establecimiento, los voceros aseguraron que “no es parte del petitorio ni de la toma”.

La situación del INBA se sumó a la de otros colegios emblemáticos de Santiago como el Instituto Nacional (IN), Liceo de Aplicación, Liceo 1 y el Liceo Barros Borgoño, que durante las últimas semanas han protagonizado diversas manifestaciones por petitorios similares, los que se han centrado en la mejora en la infraestructura para el desarrollo de las clases presenciales.

La semana pasada se registraron graves incidentes en el contexto de las protestas, ya que se quemaron tres buses del Transantiago. Aquella situación fue repudiada por el Gobierno, que afirmó que este tipo de acciones afectaban directamente a la ciudadanía.

El Ministerio de Educación (Mineduc) se mostró dispuesto a dialogar con las comunidades, pero pidió detener los hechos de violencia para poder conversar.

Más Noticias

Más Noticias