Educación

Estudio Clapes UC estimó el profundo impacto de la pandemia en la educación temprana

La investigación de los especialistas detalló que en términos educativos y socioemocionales la generación 2020 está en peores condiciones que las anteriores.

Los especialistas analizaron las consecuencias del cierre de los jardines infantiles. (Agencia UNO/Archivo)
Los especialistas analizaron las consecuencias del cierre de los jardines infantiles. (Agencia UNO/Archivo)

Este martes se desarrolló el seminario “Educación Temprana: Resultados de una Medición durante la Emergencia”, el que mostró los resultados de una investigación realizada por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica (Clapes UC), el que determinó el impacto de la pandemia de COVID-19 en la educación inicial de los niños y niñas.

Tomando diversos modelos, los expertos determinaron los problemas generados por la inasistencia de los estudiantes a los jardines infantiles, los que derivaron en dificultades tanto a nivel educativo como en problemas socioemocionales.

Alejandra Abufhele, investigadora del Centro Justicia Educacional UC, aseguró que “los niños de la generación 2020 están peor que las generaciones 2012 y 2017. Hubo un impacto negativo por no asistir a los jardines infantiles de forma presencial“.

La especialista afirmó que las dificultades para la realización de clases presenciales ha generado brechas de aprendizajes, mostrando que los niños que fueron parte del estudio mostraron un desempeño disminuido en casi todas las áreas, excepto la función ejecutiva. El cierre de los recintos también afectó el aspecto socioemocional de los alumnos.

Sergio Urzúa, integrante de Clapes UC, entregó algunos ejemplos del impacto del confinamiento en la educación inicial, tomando como parámetro el área de vocabulario y el nivel de escolaridad de la madre.

Bajo estas estimaciones, los niños y niñas tuvieron una caída de 3,8 puntos al comparar el año 2017 con 2020. Adicionalmente, las estimaciones sugirieron que las consecuencias del COVID-19 equivaldrían a quitarle el título universitario a la madre.

Los investigadores señalaron que las autoridades deberán trabajar en buscar soluciones para revertir estos malos números, considerando el esfuerzo de los docentes en el retorno a clases presenciales y el resguardo de las medidas sanitarias.

Más Noticias

Más Noticias