Educación

Inacap refuerza su oferta académica en energía para responder a los nuevos desafíos nacionales

Desde la institución estimaron que el área de proyectos eólicos y solares creará 70.000 nuevos empleos. Sector al que se suman los profesionales y técnicos que se requerirán por el Plan de Descarbonización, el Plan electromovilidad, la Ley de Eficiencia Energética y la promoción del hidrogeno verde.

Ambas se encuentran disponibles en 11 sedes de Iquique a Punta Arenas. Pexels
Ambas se encuentran disponibles en 11 sedes de Iquique a Punta Arenas. Pexels

Con la necesidad de formar a sus estudiantes de forma transversal en sustentabilidad y especialmente para hacer frente a los desafíos que imponen el cambio climático, Inacap reforzó su oferta académica en energía con dos nuevas carreras: Técnico en energías renovables e Ingeniería en energía.

Viviana Ávalos, Directora Sectorial de Energía y Sustentabilidad de Inacap, explicó a EL DÍNAMO que la decisión de incorporar estas carreras responde a que en Chile el principal emisor de gases de efecto invernadero es el sector energético, por lo que “aquí hay varios retos que son imperantes de enfrentar y que están directamente asociados a estas carreras que estamos presentando”, detalló.

Desafíos en el sector de energía

Uno de los retos más importantes en el sector de energía es el retiro de las centrales a carbón que serán reemplazadas por energías renovables, con una meta de carbono neutralidad al 2050.

Por otra parte, está la Estrategia de Electromovilidad que señala que al año 2030 en Chile ya no se comercializaran vehículos a combustión interna, sino que solo autos eléctricos. Se suma también los nuevos estándares de edificación sostenible y la Ley de Eficiencia Energética.

Otro desafío importante es el deseo de posicionar a Chile en la generación de hidrogeno verde, llegando a ser exportadores de este tipo de combustible.

A juicio de Viviana Ávalos, todo esto implica una reactivación del sector energético, pero no solo desde el punto de vista del negocio de la generación eléctrica, sino que desde una mirada de más y mejores empleos.

“Es necesario que existan personas capacitadas para estos nuevos escenarios y que estén certificadas en las nuevas tecnologías y nuevas regulaciones en calidad y seguridad. Ahí es donde entramos nosotros como Inacap y donde estamos trabajando para formar a los técnicos y profesionales que se necesitan”, declaró.

En estimaciones de la Directora Sectorial de Energía y Sustentabilidad de Inacap, si para el año 2050 se espera tener cerca de 67 GW, donde el 81% va a ser de energías renovables, y el 64% de ese porcentaje serán proyectos eólicos y solares, eso se traduce en un requerimiento de 70.000 empleos en este tipo de proyectos de energía que estarán concentrados entre las regiones de Antofagasta y Biobío.

También se proyecta que para finales de este año se superen las dos mil instalaciones de paneles fotovoltaicos para generación distribuida y eso va a implicar una fuerza laboral importante, especialmente para los técnicos.

“En diciembre del año pasado, Chile fue nombrado el país más atractivo para invertir en energías renovables según la agencia Bloomberg. Este es un reconocimiento súper importante a nivel internacional porque señala que a pesar de la pandemia y de los procesos críticos que hemos vivido, tenemos una robustez del sector eléctrico y del marco regulatorio que les demuestra a los inversores que pueden mantener su confianza en Chile y en nuestro compromiso de largo plazo por un crecimiento económico sostenible”, indicó.

Lo que se aprende en estas carreras

Para desarrollar una Trayectoria Formativo Laboral (TFL), compuesta por la carrera técnica de Técnico en energías renovables, y la profesional de Ingeniería en Energía, Inacap se basó en el poblamiento en energía del marco de cualificaciones técnico profesional que hace la “Mesa + Capital Humano en Energía”.

Las TFL permiten programas formativos de diversas duraciones, multidisciplinarios y que son impartidos en distintos formatos de manera que las personas, en función de su desarrollo laboral, intereses y necesidades, vayan eligiendo por qué camino se van eso.

“Los interesados en temas de transición energética, energías renovables y eficiencia energética y o quienes se estén desempeñando como instaladores eléctricos o instaladores de gas, que quieran mejorar su conocimientos y habilidades en el tema, pueden tomar una TFL y actualizar sus contenidos o reconvertirse laboralmente”, detalló Viviana Ávalos.

Además, los estudiantes que vienen egresando de la enseñanza media con la especialidad de Electricidad (y que cumplan ciertos requisitos académicos) pueden convalidar el primer semestre completo, entrando directamente al segundo semestre de la carrera.

Para la carrera de Técnico en energías renovables, el foco estará en la instalación y mantención de proyectos fotovoltaicos y eólicos de distintas escalas, así como en el diseño y supervisión de la implementación de estos proyectos en terreno, tanto de energías renovables como de eficiencia energética.

En el caso del Ingeniero en energía, a esto se le suma que el profesional podrá proponer soluciones, a través del diseño, también la planificación y la gestión de proyectos en el campo y poder gestionar los recursos técnicos, económicos y humanos en estos mismos campos de energías renovables y además en eficiencia energética.

A su vez existirán asignaturas transversales que tienen relación con el hidrógeno verde y la evaluación y tramitación ambiental de proyectos.

Tanto Técnico en energías renovables como Ingeniería en energía se encuentran en las sedes de Iquique, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Renca, Maipú, Ñuñoa, Concepción-Talcahuano, San Pedro de la Paz, Los Ángeles y Punta Arenas.

Más Noticias

Más Noticias