Educación

Inacap y Consejos Territoriales desarrollan innovadores programas de Alternancia en tres regiones

Esta instancia permite que las instituciones de Educación Superior interactúen con la Educación Media Técnico Profesional, impactando a los estudiantes tanto en lo académico como en lo vocacional e incluso mejorando su incorporación al mercado laboral.

En el contexto de estos programas estudiantes del Liceo Bicentenario Oscar Moser y del Complejo Educacional La Frontera estuvieron en obra para aprender sobre secuencias constructivas. Inacap
En el contexto de estos programas estudiantes del Liceo Bicentenario Oscar Moser y del Complejo Educacional La Frontera estuvieron en obra para aprender sobre secuencias constructivas. Inacap

En marzo de 2020 el Ministerio de Educación lanzó la normativa de Alternancia, instancia que integra a la educación superior, organismos públicos y otros, como espacios de aprendizaje posibles para los estudiantes de Educación Media Técnico Profesional (EMTP).

Este programa significa un gran impacto para los estudiantes EMTP en distintos ámbitos, como el académico, vocacional y laboral.

En el ámbito académico, potencia las competencias específicas y genéricas y fortalece el proceso formativo, a la vez que entrega herramientas para el desarrollo de destrezas en diversas especialidades técnico-profesionales. En lo vocacional, permite que los alumnos conozcan en qué se desempeñarán en el futuro, por lo que tienen una idea más clara de qué especialidad escoger. Y en el ámbito laboral, contribuye en una inserción más fluida al mercado laboral.

Además de los beneficios para los estudiantes, la alternancia responde a la urgencia de que los mundos productivo y académico dialoguen y trabajen juntos para dar una formación pertinente de acuerdo con las necesidades actuales.

En 2021, Inacap presentó su Programa de Alternancia desarrollado en conjunto con el Ministerio de Educación donde los estudiantes EMTP tuvieron cerca de 40 horas de clases efectivas en la institución de educación superior.

En este contexto, y gracias a las inquietudes impulsadas por los Consejos Territoriales, destacan tres casos que llevan la Alternancia más allá de lo desarrollado previamente.

Alternancia para el desarrollo académico

En la segunda región, las sedes de Antofagasta y Calama de Inacap junto al Consejo Territorial de la Región de Antofagasta están implementando un programa piloto de Alternancia Docente.

“Esto significa que profesionales destacados de cada una de las empresas con las que colaboramos vayan a los colegios de Educación Media Técnico Profesional y dicten contenidos que son parte de una asignatura. Si bien, tanto los profesores de los colegios como los de Inacap pueden impartir el mismo conocimiento, el que lo haga un profesional que se desempeña en una empresa le da un plus, una mirada con otra perspectiva”, explicó Patricio Valdivia, vicerrector de Inacap Antofagasta.

Dentro de este programa de Alternancia Docente, se realizaron visitar técnicas a Enaex en su planta de Mejillones y a SQM en Coya Sur. Esto con el fin de conocer los procesos e instalar algunas acciones.

“Para este 2022 ya tenemos listo un programa donde nuestros profesores de las sedes de Calama y Antofagasta de Inacap va a ir a SQM a hacer una pasantía durante todo un semestre para conocer más directamente el desempeño laboral más allá de la disciplina”, detalló Valdivia.

Agregó que hay un gran entusiasmo y satisfacción por la amplitud y amabilidad que han tenido las empresas para producir este encadenamiento entre los docentes y profesionales de las distintas áreas de la empresa.

“Nosotros aspiramos a tener un modelo de formación dual como se da en Alemania, donde hay una mentalidad de que tanto la academia como la empresa nos necesitamos y nos tendemos la mano”, afirmó.

Alternancia como guía vocacional

En Punta Arenas, Inacap trabajó su programa de Alternancia con el Liceo Politécnico Cardenal Raúl Silva Henríquez con dos cursos de 4to año, uno de electricidad y otro de mecánica, con los cuales debieron asumir las materias de dos años, dado que con la pandemia no habían tenido clases presenciales.

“Desde el mismo liceo nos pidieron que les diéramos charlas motivacionales a los estudiantes y que les demos confianza en que ellos eran capaces. En la primera clase ellos estaban con susto. Piensa tú que eran estudiantes de 16 y 17 años que llevaban dos años sin clases, encerrados en sus casas y tal vez con problemas de conectividad”, contó Patricia Vukasovic, directora Vinculación con el Medio de Inacap Sede Punta Arenas.

Luego de las 42 horas de Alternancia que tuvieron los estudiantes en las instalaciones de Inacap, Patricia Vukasovic cuenta que los estudiantes se sintieron empoderados y que ya tenían una visión más clara de qué hacer después de terminar cuarto medio.

Para continuar con este buen resultado, Inacap Sede Punta Arenas y el Consejo Territorial de la región crearon un plan de trabajo para cuatro liceos técnico profesionales para hacer charlas con empresarios o ingenieros de ciertas especialidades que motiven a los estudiantes.

“Esto porque, dado al cruce de información aportada desde el Sence a través del Observatorio Laboral y el diagnóstico de la ONG Canales, a través de Futuro Técnico, identificamos que hay una disonancia entre la necesidad real de las empresas, lo que se enseña en los colegios y lo que los alumnos deciden estudiar”, dijo Vukasovic.

Alternancia para una mejor inserción laboral

El Consejo Territorial de La Araucanía hizo un diagnóstico donde se detectó que la productividad del sector de construcción ha disminuido y hay escasez de mano de obra especializada.

Por lo que se decidió llevar a estudiantes del Liceo Bicentenario Oscar Moser y del Complejo Educacional La Frontera a actividades en obra de la Constructora e Inmobiliaria Providencia, para aprender sobre secuencias constructivas.

Esta actividad responde a la necesidad de profesionalizar oficios de este rubro, lo que permitiría al estudiante ingresar a trabajar directamente tras egresar de cuarto medio o hacer una continuidad de estudios más adelante con la Educación Superior.

Además, la empresa les dio posibilidad de que siguieran con su práctica ahí si efectivamente realizaban proceso satisfactorio de alternancia.

“Esto permite que el estudiante se relacione tempranamente con el sector productivo y que pueda visualizar hacia al futuro cuáles son perspectivas, cuáles son sus expectativas; por lo tanto, el aporte de estos procesos de alternancia es invaluable”, declaró Viviana Vera, directora de Innovación y Vinculación con el Medio de Inacap Sede Temuco.

A su vez el diagnóstico mencionaba que el mercado requiere capital humano especializado en oficios profesionalizados, lo que hoy no es tan fácil de conseguir.

“La actividad nos permitió también obtener cursos de especialización a través de la Unidad de Educación Continua para poder ser aplicados para los trabajadores que ya están trabajando en el sector de la construcción y que pueden profesionalizar sus oficios y mejorar sus condiciones laborales”, indicó Vera.

Parte de la ejecución de la agenda del Consejo Territorial de Inacap Araucanía fue partir por el sector de la construcción, y se pretende escalar como metodología para los sectores productivos más importantes de la región, como el agrícola y el de servicio y hotelería.

Más Noticias

Más Noticias