Educación

La defensa del ministro Ávila al lenguaje inclusivo: "La RAE no es la única institución"

El titular de Mineduc y profesor de castellano señaló que aceptaría que un alumno escribiera “les niñes” en una prueba.

El ministro señaló que no reprobaría a un alumno que use lenguaje inclusivo en una prueba. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El ministro señaló que no reprobaría a un alumno que use lenguaje inclusivo en una prueba. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, defendió el uso del lenguaje inclusivo a propósito de la polémica generada por un instructivo lanzado por la Subsecretaría de la Niñez, que sugería a los padres tratar a la población infantil como “los niños, las niñas o les niñes”.

El secretario de Estado, que es profesor de castellano, fue consultado en una entrevista a CNN Chile sobre los reparos que ha manifestado la Real Academia Española (RAE) sobre las modificaciones a la gramática vinculadas al género.

Ávila recordó con humor un lapsus que sufrió hace algunas semanas, cuando habló de “los y las establecimientos” a la hora de mencionar a los recintos que se verían beneficiados con un plan de inversión del Gobierno.

“Yo tuve un chascarro… un lapsus”, afirmó entre risas la autoridad.

En el tema de fondo, y al ser consultado directamente si aceptaría que un alumno escribiera “les niñes” en una prueba, el ministro afirmó que no lo reprobaría, a pesar de las indicaciones de la RAE.

“Lo que pasa es que ahí hay una comprensión bien importante. La RAE es una institución que dentro de sus principios está fijar las normas, pero no es la única institución que efectivamente puede establecer cuáles son las maneras (gramaticales)”, afirmó.

El ministro añadió que “por lo tanto uno puede decir yo me rijo por la RAE en este aspecto, pero en otros no”.

Los dichos de la autoridad fueron rechazados por el ex ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien cuestionó el uso del lenguaje inclusivo en el ámbito escolar.

“La gramática castellana tiene una serie de reglas que es importante respetar, porque es lo que permite que el lenguaje sea útil y cumpla su principal objetivo: comunicar. Cuando se lleva al exceso ciertas distorsiones del lenguaje, se generan dificultades en la comunicación”, comentó.

Más Noticias

Más Noticias