Educación

Las claves para elegir una carrera tras conocer los resultados de la PDT

El gusto, la vocación y el realismo con el puntaje obtenido son elementos que los postulantes deberían considerar a la hora de tomar una decisión.

Los resultados de la Prueba de Transición se entregaron durante el martes. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los resultados de la Prueba de Transición se entregaron durante el martes. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Los estudiantes que durante este martes conocieron sus resultados en la Prueba de Transición (PDT) están viviendo horas claves, ya que dentro de los próximos días deberán elegir cuál carrera profesional elegirán, en una etapa marcada por el estrés y las dudas.

María José Juárez, directora social de Fundación Portas, entregó algunos consejos a partir del taller de Orientación Vocacional que dicta la organización, que entrega pistas para que los jóvenes puedan evaluar de mejor forma las alternativas que tienen disponibles.

“Hay una serie de puntos a considerar, donde lo principal es reflexionar con tiempo y tranquilidad qué me gusta, más allá de las opiniones de quiénes me rodean“, señaló la especialista.

Juárez afirmó que uno de los elementos claves para elegir una carrera pasa por la identificación de las habilidades y gustos de los alumnos por ciertos temas. También se debe conocer de manera completa la oferta académica, ya que es muy común quedarse con las áreas más conocidas o tradicionales.

“Pensar no sólo en qué me gusta estudiar, sino que también cómo sería un trabajo en esa profesión ¿me veo o no ejerciéndola? Si me gusta el trabajo de oficina ¿estudio construcción? o si me gusta estar en terreno ¿estudio informática o contabilidad?”, explicó.

La directora social de Fundación Portas dijo que “es crucial que la carrera dialogue con mi proyecto de vida, y que esté alineada con mi vocación, y esta no es lo mismo que carrera. La vocación tiene que ver con el llamado a hacer algo, por ejemplo, de ayudar a otros, y puede ser satisfecha con diversas carreras. Lo importante es saber qué me gusta hacer y qué soy bueno haciendo. Ayudar a otros no sólo se logra siendo médico, también puedo ser profesor, psicólogo, trabajador social, técnico en enfermería, etc. No hay que confundir la vocación con la carrera“.

La experta también recomendó, si es posible, profundizar en las opciones de carreras con algún profesional del área. Así se puede conocer cómo es el mercado laboral, cuál es la renta aproximada que se puede ganar, cuáles son los mejores lugares para emplearse, etc. También esto es importante complementarlo con la información que entrega el Servicio de Información de Educación Superior (SIES), para saber, por ejemplo, cuál es el índice de empleabilidad de la carrera.

Otro elemento que se debe considerar es el realismo a la hora de elegir una carrera, ya que si no se tiene un muy buen NEM y la única opción que se tiene es medicina, probablemente el resultado sea una gran decepción. Por lo mismo, los postulantes deben tener variadas opciones para elegir.

Más Noticias

Más Noticias