Educación

Las oportunidades de crecimiento para las mujeres en el mundo de las tecnologías

Karin Quiroga, además Directora del Área Tecnologías de la Información y Ciberseguridad de Inacap, comentó la importancia de la diversidad en los equipos de trabajo, ya que permiten desarrollar mayores enfoques en la resolución de problemas.

Una de las formas de incentivar a más mujeres a ser parte del desarrollo tecnológico es reconocer a aquellas que son modelos del rol. Pexels
Una de las formas de incentivar a más mujeres a ser parte del desarrollo tecnológico es reconocer a aquellas que son modelos del rol. Pexels

Factores socioculturales y estereotipos han hecho creer que las mujeres se desempeñan mejor en labores administrativas, sociales o de gestión, y los hombres en áreas matemáticas, de ciencias o tecnologías. Sin embargo, no existen evidencias que determinen desigualdades cognitivas entre ambos sexos para desempeñarse en estas distintas áreas.

Aun así, existe una gran brecha en la representación femenina en la industria tecnológica que se ve desde las matrículas en la enseñanza superior hasta los puestos de alta dirección en empresas dedicadas a esta área. 

Según el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el 53% de las matriculas de Educación Superior corresponde a mujeres, pero solo 1 de cada 4 ingresa a una carrera de ciencia, tecnología, ingeniería o matemática (STEM, por sus siglas en ingles). 

Las cifras son más elocuentes aún si se revisa el “Estudio sobre brechas de género en áreas de conocimiento STEM” del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, a través de la Subsecretaría de Evaluación Social, que indica que de las personas que estudiaron alguna carrera STEM y encuentra trabajando, el 22,2% corresponde a mujeres, mientras que el resto son hombres (77,8%).

Según la UNESCO, las disciplinas STEM son la base que sustenta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible debido a que la educación en estas asignaturas proporciona los conocimientos, habilidades, actitudes y conductas necesarias para crear sociedades más inclusivas y sostenibles. Por ello, la poca presencia de las mujeres en la educación en STEM significa una pérdida para todos.

En este contexto, desde EL DÍNAMO conversamos con Karin Quiroga, Directora del Área Tecnologías de la Información y Ciberseguridad de Inacap y Directora Fundadora de la Alianza Chilena de Ciberseguridad, sobre las iniciativas que se están llevando a cabo con apoyo de la Dirección Sectorial de Tecnología Aplicada de INACAP, para incentivar a las mujeres a desempeñarse en la industria de las tecnologías y la importancia de destacarlas. 

“Las tecnologías son un área de grandes oportunidades tanto para hombres como para mujeres, pero sabemos que aún existen brechas importantes. Entonces la idea es poder visibilizar esas oportunidades de capital humano que hay para las mujeres”, declaró. 

Algunas de las actividades que se realizan para generar conciencia es la conmemoración del Día de las niñas en las TIC, donde desde Inacap se vinculan con estudiantes de la educación secundaria o primaria con cursos, talleres y presentaciones para mostrarles desde pequeñas lo que otras mujeres están haciendo en las áreas de tecnología.

A su vez, han oficiado instancias orientadas al desarrollo tecnológico de mujeres en áreas de mayor oportunidad. “Con Amazon Web Services (AWS) tenemos un convenio con el cual entregamos capacitaciones gratuitas para profesionales, estudiantes y exalumnos sobre tecnologías en la nube, el cual culmina con una certificación internacional de ‘Cloud Practitioner’. La nueva es una de las de las herramientas que se están usando en la industria y que tiene mucho potencial de desarrollo. Dentro de ese mismo programa, tenemos capacitaciones que hacemos solo a mujeres de Latinoamérica y de otras instituciones de educación superior”, detalló. 

Respecto al trabajo en la nube, la Directora del Área Tecnologías de la Información y Ciberseguridad de Inacap señaló que ésta es una herramienta que no solo se usa en la industria tecnológica, sino que también pueden compatibilizarse con otras áreas de desarrollo laboral.

“Por ejemplo, mujeres del área de la salud, de administración, logística u otra pueden participar de estos cursos para aprender a usar la nube, ya que es una tecnología estándar para todas las industrias”, agregó. 

Importancia de la equidad de género en las STEM

Para esta Ingeniera Civil en Informática es importante hablar de la incorporación de mujeres en las tecnologías y en el cierre de estas brechas de género, porque, por ejemplo, en el diseño e implementación de la inteligencia artificial se ha evidenciado el sesgo de ciertos algoritmos automáticos.

“La inteligencia artificial es un área muy importante para el desarrollo, no solamente tecnológico, sino que también para el desarrollo humano y de las economías del mundo. Sin embargo, se ha visto que tienen ciertos sesgos porque han sido creados solo por hombres y no consideran diferencias importantes que, si se hubiesen desarrollados en equipos equitativos, hubiesen tomado otro tipo de decisiones o hubiesen sido más empáticas y habrían visto otro tipo de necesidades”, aseveró. 

Agregó que “la incorporación de mujeres es súper vital, no solamente para tener una mejor estadística, sino también para generar un impacto en la toma de decisiones, ya que en equipos más diversos se genera mayor comunicación, mayor empatía y eso genera una mayor productividad e innovación”. 

Premiaciones y concientización

Una de las formas de incentivar a más mujeres a participar de la industria de las tecnologías es darles visibilidad a quienes se están desempeñando ya en ella. Por lo que, desde la Asociación Chilena de Ciberseguridad, Karin lidera la nominación de mujeres en ciberseguridad.

“Llevamos tres versiones de esta premiación y lo que hacemos es mostrar el trabajo de distintas mujeres para que compartan su experiencia. Lo focalizamos en ciberseguridad porque es un área que está incorporada en todas las áreas de negocios y tiene un rol súper relevante, sobre todo con el nivel de digitalización que vivimos en la actualidad”, dijo.

La transversalidad de la ciberseguridad se ve reflejada en que dentro de la premiación existe una categoría técnica donde están nominadas analistas forenses, arquitectas y mujeres en otras áreas de desarrollo. Además de la categoría legal, de investigación y educación, una de gestión y de talento en educación superior, para dar lugar a abogadas, investigadoras y docentes, gerentas y estudiantes, respectivamente. 

“Categorizamos y relevamos diversos perfiles para dar visibilidad a todas las mujeres que estaban trabajando en ciberseguridad y a sus aportes, algo súper relevante cuando uno está mostrando modelos de rol”, concluyó.  

Más Noticias

Más Noticias