Educación

Liceos de Santiago alargarán el año escolar al menos hasta el 15 de enero por las tomas

El municipio proyectó el calendario de recuperación de clases en los diversos establecimientos que se movilizaron en mayo.

Los alumnos del INBA buscarán recuperar días y horas para evitar las clases en verano. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los alumnos del INBA buscarán recuperar días y horas para evitar las clases en verano. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Los diversos liceos de Santiago que durante el mes de mayo estuvieron en toma, como el Internado Nacional Barros Arana (INBA), Javiera Carrera, Instituto Nacional, de Aplicación, Manuel Barros Borgoño, Confederación Suiza y Bicentenario Isaura Dinator, deberán recuperar las clases perdidas, en un proceso que extendería el año escolar hasta al menos el 15 de enero de 2023.

Según lo publicado por El Mercurio, el municipio proyectó alargar el período lectivo en aquellos establecimientos, debido a las clases perdidas. “El calendario de recuperación de clases se encuentra aún en desarrollo; sin embargo, el año escolar se prolongará hasta el día 15 de enero”, estimó.

A nivel país, originalmente está programado que los establecimientos con jornada completa culminen el año escolar el 2 de diciembre, mientras que los demás lo hagan el 16 de ese mismo mes.

Bruno Aguilera, vocero de la Asamblea de Estudiantes del INBA, señaló al matutino que la extensión de las clases era una de las posibilidades que evaluaron los alumnos durante las movilizaciones.

“Cuando se bajó la toma fue por eso mismo, porque nuestros estudiantes nos estaban diciendo que estábamos perdiendo muchas clases, además de que se nos acortaron horas cuando hubo otras manifestaciones. Los alumnos quieren tener clases y recuperarlas”, manifestó.

En ese sentido, los estudiantes entregarán al municipio propuestas para evitar que se extienda el proceso hasta el verano, con otras modalidades de recuperación de actividades.

“Nuestra postura como estudiantes es la recuperación en días de semana; extender un poco el horario de clases y buscar alternativas de talleres. La segunda opción es recuperar clases los sábados, para incluir también a los cuartos medios”, expresó.

Mario Benavides, expresidente del Centro de Exalumnos del Instituto Nacional, planteó que extender las clases “no es algo 100% efectivo. Es una medida desesperada junto a varias otras que han tomado el municipio y el Mineduc, como adelantar las vacaciones de invierno. Perfectamente se podrían haber recuperado clases de manera online en ese período. Es un elemento complementario, pero que ayuda”.

Además, considera que “no es una medida que se adecue a los tiempos actuales, con menores afectados por la pandemia”, y que “pareciera como una suerte de castigo para los estudiantes que no han estado metidos en las protestas”.

Más Noticias

Más Noticias