Educación

Los datos y la “letra chica” para sacar provecho al CAE

El crédito se sumó a la pesada mochila de deudas de muchos estudiantes, por lo que es clave que los postulantes a la educación superior conozcan todos sus detalles.

Un atraso de 3 o más cuotas mensuales puede terminar en acciones de cobranza por parte de los bancos. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Un atraso de 3 o más cuotas mensuales puede terminar en acciones de cobranza por parte de los bancos. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Crédito con Aval de Estado (CAE) se transformó en una de las alternativas de los estudiantes para ingresar a la educación superior, pero también se ha sumado a la pesada mochila de deudas en medio de la pandemia de COVID-19, por lo que es clave conocer la “letra chica” que le permita sacar provecho.

Para los postulantes que están rindiendo la Prueba de Transición (PDT) es fundamental saber que este crédito otorga financiamiento para estudiantes que cursen una carrera de pregrado en instituciones acreditadas del Sistema de Crédito para Estudios Superiores. Tiene una tasa de interés de UF+2% anual, se puede asignar por el total de años que dure la carrera y el plazo de pago de la deuda es de 5 a 20 años.

“Para muchas personas esta deuda se convirtió en una pesada mochila en momentos de crisis como el que vivimos durante la pandemia y es muy importante estar al tanto de la letra chica del CAE, ya que plantea algunas facilidades para los deudores que son poco conocidas”, afirma Francisco Errandonea, socio de la fintech y administradora general de fondos (AGF), SoyFocus.com.

El experto señaló que “atrasarse en el pago del CAE es una de las peores cosas que te pueden pasar en términos financieros. Si te demoras en el pago de 3 o más cuotas consecutivas, el banco tomará acciones de cobranza, y esto significa que podrá exigirte que pagues todas las cuotas que debes de una sola vez y por el monto total de la deuda. Además, en la cobranza judicial, puede pasar que se inicie un juicio en contra del deudor y que se instruya el embargo de los bienes“.

Ante esto, Errandondea recomendó mantener el pago al día y conocer algunas facilidades que se entregan a quienes pagan puntualmente todas sus cuotas.

Quienes tienen sus cuotas al día pueden solicitar cuotas no mayores al 10% del sueldo; pueden suspender el cobro si no se tiene trabajo o si se realiza un postgrado en el extranjero; solicitar el reembolso de cuotas pagadas si egresa y trabaja en una de las comunas más necesitadas del país; o rebajar automáticamente la tasa de interés del crédito a UF + 2% anual (esto último para quienes obtuvieron en CAE entre 2006 y 2011).

Otra recomendación para abordar el crédito es mantener actualizados los datos del contacto, ya que así el banco que administra el CAE podrá enviar oportunamente el aviso sobre la fecha que comenzará el cobro, evitando morosidad. Aquello se puede hacer en la sección “Mi Crédito CAE” del sitio web de Ingresa.

Aunque la institución financiera tiene la responsabilidad de informar sobre las fechas de cobros, también es responsabilidad del deudor tener los antecedentes actualizados. Quienes no recuerden el banco a que fue asignado su CAE pueden revisarlo en la misma plataforma de Ingresa.

Más Noticias

Más Noticias