Educación

Ministro Ávila defiende suspensión de Simce: "La evidencia muestra que genera efectos negativos"

El secretario de Estado afirmó que iniciará las conversaciones para avanzar hacia un nuevo modelo de mediciones, que entreguen “información útil” al sistema.

El ministro explicó su postura a través de un hilo en su cuenta de Twitter. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El ministro explicó su postura a través de un hilo en su cuenta de Twitter. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, profundizó en la solicitud realizada por la cartera al Consejo Nacional de Educación (CNED) para suspender la realización de la prueba Simce 2022.

En un hilo en su cuenta de Twitter, el secretario de Estado entregó detalles sobre la postura del Gobierno sobre la prueba estandarizada, cuya posible eliminación es debatida por los expertos.

“Solicitamos la suspensión del Simce 2022 por diversos motivos, entre ellos, para no agregar un elemento más de presión a comunidades que ya están altamente desafiadas con el retorno a la presencialidad. Queremos ser un apoyo, no una carga”, manifestó.

Ávila agregó que “las comunidades necesitan información sobre el estado de aprendizajes de sus estudiantes. Para eso, hoy cuentan con instrumentos como el Diagnóstico Integral de Aprendizajes, el cual proponemos fortalecer. Este instrumento entrega información oportuna para mejorar los procesos pedagógicos (los resultados del Simce se entregan al año siguiente)”.

“Pedimos la suspensión del Simce como prueba censal, y en su lugar propusimos la realización de una prueba nacional y muestral para recoger información acerca del bienestar socioemocional de los y las estudiantes y del efecto de la pandemia en los aprendizajes”, añadió.

La autoridad añadió que “por otra parte, también proponemos fortalecer el Diagnóstico Integral de Aprendizajes (DIA), ampliando su cobertura, incorporando nuevas áreas curriculares a evaluar y reportando información a docentes, equipos directivos y sostenedores, a nivel de establecimiento”.

En el tema de fondo, el ministro dijo que “la evidencia muestra que el Simce genera efectos negativos como la estandarización en los métodos de enseñanza, la reducción o empobrecimiento del currículum y la inhibición de la innovación pedagógica. Esta evaluación es compartida por diversos expertos”.

“Los resultados de pruebas estandarizadas llevan a una lectura engañosa, pues se presentan como producto de la calidad educacional de un establecimiento. Sin embargo, en este tipo de mediciones, el efecto de la escuela es muy inferior al del capital cultural de las familias”, complementó.

Marco Antonio Ávila planteó además que la prueba “es una medida descontextualizada y desconectada de las necesidades actuales de los establecimientos educacionales”, y que “no ha demostrado contribuir al mejoramiento de la calidad educativa, y al contrario, existe suficiente evidencia sobre sus efectos negativos”.

El ministro señaló que prontamente iniciará las conversaciones para avanzar hacia un nuevo modelo de mediciones, que entreguen “información útil” al sistema y que “no estén pensados solo para la creación de rankings”.

Más Noticias

Más Noticias