Educación

Ministro Ávila es tajante: "Ni en forma ni en fondo estamos de acuerdo con la Ley Aula Segura"

Marco Antonio Ávila fue más allá y dejó ver que Aula Segura 2.0 es “populismo penal aplicado al mundo escolar”.

En esta línea, indicó que de implementarse "podría ser que en la vuelta de un par de años estemos demandados en la Corte Interamericana (de Derechos Humanos)". AGENCIA UNO/ARCHIVO
En esta línea, indicó que de implementarse "podría ser que en la vuelta de un par de años estemos demandados en la Corte Interamericana (de Derechos Humanos)". AGENCIA UNO/ARCHIVO

Marco Antonio Ávila, ministro de Educación, descartó de plano que el Ejecutivo tenga previsto avanzar en el Congreso con el proyecto Aula Segura 2.0, como lo solicitó la oposición tras los hechos de violencia registrados a inicios de semana en el Liceo Barros Borgoño e Instituto Nacional. 

Y es que los diputados UDI Alvaro Carter, Cristhian Moreira y Juan Antonio Coloma visitaron La Moneda para que el Presidente Boric dé urgencia a la propuesta de quitar beneficios sociales a los llamados “overoles blancos”.

Ante esto, Ávila sostuvo a radio Cooperativa que a la luz de lo visto durante el gobierno de Sebastián Piñera, "ni en forma ni en fondo nosotros hemos estado de acuerdo con la Ley Aula Segura; eso es súper importante de tener claro".

El secretario de Estado recalcó que frente a la violencia "no hay ninguna imposibilidad en los actuales manuales de convivencia, siempre y cuando estén señaladas las infracciones más graves, de que uno pudiese llegar a los mismos resultados: la expulsión o la cancelación de matrícula frente a un hecho grave".

Así, respecto del estudiante de 17 años detenido tras lanzar una bomba molotov a Carabineros, el titular del Mineduc dejó en claro que "se puede llegar a su expulsión" y, de concretarse, "el Ministerio de Educación se encargará luego hacer la reubicación del estudiante".

Marco Antonio Ávila fue más allá y dejó ver que Aula Segura 2.0 es “populismo penal aplicado al mundo escolar”.

En esta línea, indicó que de implementarse "podría ser que en la vuelta de un par de años estemos demandados en la Corte Interamericana (de Derechos Humanos) por conculcar un derecho, por ejemplo... Podría pasar".

“Populismo penal aplicado al mundo escolar yo, derechamente, creo que no es la salida. La salida tiene que ser la aplicación de los manuales de convivencia, que son las herramientas de normativa disponibles (…) Si los hechos ocurren fuera del establecimiento, y si está determinada la flagrancia, tendrán que hacerse cargo los estudiantes de esos actos delictivos”, sentenció.

Más Noticias

Más Noticias