Educación

Municipalidad de Santiago se querelló por saqueo e intento de incendio en Instituto Nacional

Las autoridades interpusieron una acción legal en contra de quienes resulten responsables de los graves incidentes ocurridos el lunes, donde encapuchados lanzaron bombas molotov.

Los graves incidentes fueron detallados por la propia rectoría del Instituto Nacional. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los graves incidentes fueron detallados por la propia rectoría del Instituto Nacional. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Municipalidad de Santiago presentó una querella contra quienes resulten responsable del intento de incendio y el saqueo que afectó al Instituto Nacional, establecimiento en donde el lunes pasado se registraron graves incidentes protagonizados por encapuchados, que lanzaron bombas molotov.

La rectoría del liceo emblemático capitalino había dado cuenta de una serie de desmanes al interior del recinto, los que incluyeron la destrucción del mobiliario, un principio de incendio en una de las inspectorías, el saqueo al casino Junaeb, además del encendido de una gran fogata en el patio central.

Según lo consignado por Radio Bío Bío, el municipio liderado por la alcaldesa Irací Hassler (PC) se querelló por los delitos de daño, robo en lugar habitado e incendio contra los autores y/o encubridores de lo ocurrido.

“Los encapuchados terminaron encendiendo una gran fogata al centro del patio del recinto educacional, con dimensiones no controladas, en que resultaron incendiados todos los elementos que arrojaron a la misma”, afirmó la acción legal.

El documento consignó además destrucción de ventanas, puertas y sillas. Sobre la situación del casino, se informó de los autores de los hechos se llevaron alimentos como fideos, arroz, huevos y un saco de papas, entre otros. Como evidencia, la autoridad adjuntó una serie de fotografías que muestran los destrozos.

Dentro del texto se solicitó que la Fiscalía indague en estos hechos y que se cite a declarar a Manuel Ogalde, rector del Instituto Nacional.

El colegio lleva varios meses de protestas prácticamente ininterrumpidas, las que han afectado el normal funcionamiento de sus clases. Antes de las vacaciones de invierno los alumnos debieron continuar con sus cursos bajo la modalidad telemática, en una medida que se extendió a pesar del control de la pandemia de COVID-19.

Los profesores del recinto educacional también han reclamado por el aumento de la violencia, solicitando medidas efectivas a las autoridades para frenar estos incidentes.

Más Noticias

Más Noticias