Educación

Programa pre-técnico facilita que trabajadores de la construcción ingresen a la educación superior y convaliden hasta un año de carrera

La iniciativa, impulsada por la Cámara Chilena de la Construcción en colaboración con Inacap, lleva cinco años funcionando con un total de 400 egresados, de los cuales 43 continuaron con sus estudios.

Los egresados del programa ya no postulan a cargos como ayudantes o maestros, sino que como supervisores o jefes de terreno.
Los egresados del programa ya no postulan a cargos como ayudantes o maestros, sino que como supervisores o jefes de terreno.

Con el propósito de articular el mundo del trabajo con la Educación Superior Técnico Profesional, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) e Inacap desarrollaron un programa pre-técnico, el que reconoce los aprendizajes previos de los trabajadores y convalida un año de la carrera de Técnico en Construcción o Construcción Civil.

El programa fue creado por la necesidad de brindar oportunidades a los trabajadores de la construcción, quienes tienen la experticia, conocimiento, habilidades y la actitud que necesaria para estar en una obra, pero no tienen el título que los valide profesionalmente y les permita ascender laboralmente.

El pre-técnico es impartido por la Escuela Tecnológica de la Construcción de la CChC y fue desarrollado en conjunto con Inacap, quienes además son los encargados de las evaluaciones finales. 

“Nosotros trabajamos en conjunto en elaborar un Programa de Reconocimiento de Aprendizajes Previos. Diseñamos además el programa de estudio, donde partimos con 5 asignaturas y ahora ya vamos en 11, las cuales son convalidadas si ellos ingresan a estudiar Técnico en Construcción o Construcción Civil con nosotros, ahorrándose un año académico”, detalló Simón Briell, Asesor del Área Construcción de Inacap.

Los cursos con los que comenzaron eran Introducción a la Construcción, Materiales de Construcción, Taller de Construcción, Sistemas Constructivos I e Instalaciones Sanitarias. Luego se agregaron las asignaturas de Implementación de Cables, Resolución de Problemas en Aritmética y Álgebra, Comunicaciones de Presupuestos, Instalaciones Eléctricas y de Gas, Funciones de Geometría, y Control y Aseguramiento de la Calidad. 

“Inacap fue la institución que creyó en nuestro programa. Además, hicimos el contacto con ellos, que ya tiene presencia a lo largo del país con sus sedes”, declaró Polett Cortesi, Jefa de Asuntos Académicos de la Escuela Tecnológica de la Construcción de la CChC.

Confidenció también que los alumnos titulados ya no postulan a cargos como ayudantes o maestros, sino como supervisores o jefes de terreno.

“Yo tengo la convicción de que este programa es muy positivo, y se ve en que los participantes responden con asistencia y obtienen buenas calificaciones en sus evaluaciones. El primer gran impacto es el personal, ya que alcanzan un nivel de confianza más alto al ver de lo que son capaces, y el conocimiento que tienen. Además, saber que la institución cree en ellos y les va apoyando. Así que se sienten escuchados y con más ganas de sacar adelante una carrera profesional”, afirmó Cortesi.

En los cinco años de implementación del programa, han egresado 400 personas, de las cuales 43 continuaron con sus estudios superiores en Inacap.

Testimonios

Mackarena Riquelme, estudiante de segundo año de Construcción Civil en Inacap, partió trabajando en la construcción en 2013 y en 2019 recibió un llamado para participar del Pre-Técnico Inacap.

“Sin el programa creo que ahora no estaría cursando la carrera, debido a que no contaba con una ayuda económica. Hoy, gracias al programa, el apoyo que he recibido de parte de la Escuela Tecnológica y la beca de la fundación social de la Cámara Chilena de la Construcción, la estoy cursando. Dicho esto, invito a los trabajadores de la construcción a aprovechar estas oportunidades para obtener un mejor puesto laboral y eso nos ayuda económicamente y a ser mejores profesionales”, indicó Mackarena.

Otro egresado del programa que continuó con sus estudios en Construcción Civil es Juan Valdebenito, quien lleva 22 años trabajando en la construcción y dijo que “a mis 40 años nunca pensé sacar una carrera. No hubiese dado este paso sin el pre-técnico, ya que ese fue el trampolín. Yo lo veía demasiado lejos, así que este programa fue una oportunidad tremenda y estoy aprovechándola al máximo”.

Opinión que comparte Marcelo Uval, quien pasó por el pre-técnico y está pronto a terminar la carrera de Técnico en Construcción. “Todos los conocimientos que he adquirido en este proceso me han ayudado mucho, desde aprender a interpretar los planos de los proyectos en que trabajo a, incluso, poder utilizar herramientas como el Auto CAD, ya que en la actualidad en obra se utiliza este programa para trabajar en terreno. Esto se suma a que ha aumentado mi sueldo, ya que ahora me desempeño como supervisor”, contó Marcelo.

En tanto, Marcelo Figueroa, con una experiencia de 25 años, actualmente se encuentra cursando el pre-técnico con la idea de continuar con sus estudios técnicos.

“El área de la construcción ha avanzado bastante. Cuando yo empecé trabajando en pintura, todos los productos eran en base a aceite. Ahora la mayoría es a base de agua, lo que lo hace menos tóxico. Y con el pre-técnico me he ido actualizando y ampliando mis conocimientos. Valoro el hecho de que las materias estén actualizadas a los productos que van saliendo al mercado”, puntualizó. 
 

Más Noticias

Más Noticias