Educación

Retorno de estudiantes a clases presenciales en educación superior llega a 47% en el país

La fiscalización de la Superintendencia de Educación Superior (SES) prácticamente la mitad de la matrícula del sistema asiste al menos una vez a la semana a actividades presenciales a sus instituciones.

La superintendencia valoró el esfuerzo de las instituciones para retomar la presencialidad. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La superintendencia valoró el esfuerzo de las instituciones para retomar la presencialidad. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Superintendencia de Educación Superior (SES) entregó su cuarto informe del plan de fiscalización que está aplicando a todas las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica del país da cuenta que prácticamente la mitad de sus estudiantes asistió, al menos una vez a la semana, a clases presenciales durante la última parte del año 2021.

La entidad señaló que el balance confirma un importante avance hacia la normalización en la entrega del servicio educativo, lo que refleja el esfuerzo de todo el sistema para retomar la normalidad en medio de la pandemia de COVID-19.

“Cuando comenzamos a fiscalizar cómo las instituciones de educación superior estaban entregando el servicio educativo y de qué manera iban retornando a una mayor normalidad, producto de las nuevas condiciones sanitarias y del importante avance en materia de vacunación, detectamos que prácticamente uno de cada cuatro estudiantes (26,8%) había asistido a sus instituciones al menos una vez a la semana durante agosto. Hoy esa cifra ha crecido considerablemente, llegando a prácticamente la mitad de la matrícula del sistema (47%)”, señaló el superintendente Jorge Avilés.

En el detalle, los reportes que 130 instituciones de educación superior presentaron a la SES en diciembre pasado, es que 54 de ellas, correspondiente al 41,5% del sistema, informa mantener actividades académicas rezagadas de 2020, producto de la pandemia.

Estas se concentran mayoritariamente en aquellos programas que por su naturaleza exigen una mayor presencialidad, tales como procesos de titulación u obtención de grado, donde el 28,3% de las instituciones registra atrasos de un año o más; prácticas fuera de campus (26,8%); campos clínicos (20,5%); laboratorios, talleres de simulación (14,2%). 

“Afortunadamente, hemos comprobado que el impacto de estos atrasos en la matrícula es muy bajo, alcanzando solo al 0,45% del total de los estudiantes del sistema”, puntualizó el superintendente. 

A fines de octubre, y adicional al monitoreo permanente que se desarrolla sobre todo el sistema de educación superior, la SES determinó iniciar acciones de fiscalización dirigidas a 71 instituciones, cantidad que representa a casi a la mitad del sistema de educación superior, por presentar importantes retrasos en distintos ámbitos, condición que las ubicaba muy por debajo de los promedios del sistema. 

En materia de actividades académicas rezagadas correspondientes al año 2020, se ofició a un total de 22 planteles, mientras que por razones de baja presencialidad las acciones se han concentrado en 49 instituciones, que reportaron que menos del 20% de sus estudiantes asistió al menos una vez a la semana de manera presencial. 

Más Noticias

Más Noticias