Educación

Unicef pide trabajar por la recuperación de los aprendizajes en la enseñanza parvularia

Desde el organismo señalaron que más allá de los debates como el kínder obligatorio se debe avanzar en políticas que resalten la importancia de este nivel, especialmente en la asistencia de los niños.

Un informe de Unesco en América Latina abordó los efectos positivos de la educación preescolar con los aprendizajes en las escuelas. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Un informe de Unesco en América Latina abordó los efectos positivos de la educación preescolar con los aprendizajes en las escuelas. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La educación parvularia se transformó en tema de un intenso debate académico y político, el que ha sido observado en detalle por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su sigla en inglés), entidad que continúa trabajando para que este nivel de enseñanza llegue a la mayor cantidad de niños posibles.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por su sigla en inglés) publicó durante esta semana los resultados del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE 2019), que midió los aprendizajes de los niños de América Latina y el Caribe.

Junto con alertar sobre un estancamiento en gran parte del continente, el informe puntualizó algunos factores que se asocian directamente a los aprendizajes. Uno de ellos es la educación preescolar, que tendría efectos positivos en los alumnos con una diferencia promedio de 28 puntos entre quienes asistieron a estos cursos.

Durante este año el Gobierno y el Congreso se han enfrentado por algunos proyectos vinculados al tema. El más controversial fue el del kínder obligatorio, el que pese a estar considerado como parte de la Constitución desde 2013, sufrió un tropiezo en su implementación al ser rechazado por la Cámara de Diputados.

Más allá de estas discusiones, desde la entidad internacional llamaron a las autoridades a tomar decisiones pensando en las evidencias académicas, pero también en la situación de las familias, que tienen diferentes realidades que impactan en el acceso a este nivel.

Decisiones pensando en las familias

Francisca Morales, oficial de Educación de Unicef Chile, analizó el impacto de la educación parvularia en los niños y en conversación con EL DÍNAMO abordó las discusiones políticas que se han establecido en la materia.

El tema del kínder obligatorio fue un proyecto de ley que que entró a discusión con hartos comentarios a favor y en contra, y que se fueron polarizando de alguna manera en el camino. Y yo diría que por ambos lados uno podía encontrar argumentos que que tenían razón en algún sentido”, señaló.

La experta explicó que “por una parte, hay un compromiso a nivel constitucional de que Chile tiene  13 años de educación, y por lo tanto se suma a la educación obligatoria el kínder, el nivel de transición mayor”.

Morales explicó que actualmente la cobertura del nivel llega al 96%, incluso con niveles de matrículas superiores en enseñanza media, pero añadió que uno de los aspectos pendientes está en la calidad y también el análisis sobre el 4% de los alumnos que no asisten, quienes podrían pertenecer a “poblaciones rurales, que están muy lejos de establecimientos educacionales y donde la posibilidad de acceder al kínder es complejo”.

“Como Unicef nos parece que importante es que el Estado asuma su rol garante y ofrezca a esos niños una alternativa, que podría ser una modalidad alternativa que ellos puedan cursar su kínder, pero no necesariamente obligándolos a asistir a un establecimiento tradicional“, agregó.

La especialista dijo que las políticas de las autoridades también deberían centrarse en las necesidades de las familias, entendiendo las dificultades a la hora de acceder a este nivel.

El rol de la educación parvularia

Morales profundizó en el rol de la educación preescolar o parvularia en el desarrollo de los niños, el que se distancia en varios aspectos a lo que se concreta en la escuela.

Es una educación que está muy centrada en las características propias del desarrollo de niños y niñas. Esa es una bandera de lucha que el mundo de la educación parvularia ha sido muy fuerte en en poner, en en tratar de sostener y es una de las preocupaciones que existe respecto, por ejemplo del nivel kínder o prekínder, cuando está adentro de un establecimiento educacional con enseñanza básica y media, porque se dice que se entiende a escolarizar”, explicó.

En este nivel los juegos, las actividades lúdicas y el desarrollo emocional son claves en comparación a lo que ocurre con la enseñanza básica o media, donde los cursos se centran en lo “académico”.

Con todos estos elementos, la representante de Unicef dijo que “es importante que la familias sepan que los niños se ven beneficiados por la educación parvularia, pero en la medida asisten y participan“, agregando que “si ellos van poco, asisten poco, no lograrán sacarle mejor provecho a la actividades que ahí se realizan“.

“El apoyo a las familias, se debe como conciencia de lo importante que es que los niños participen y asistan, me parece que es fundamental. Y hoy en día se está trabajando mucho en la mirada de mantener un currículum priorizado para poder recuperar los aprendizajes perdidos durante el año pasado, y eso va a ser una prioridad para el sistema educativo”, precisó.

Morales opinó además que las autoridades deben impulsar acciones pensando en la diversidad del país, en las diferencias en el acceso que tienen, por ejemplo, los niños de Santiago con los del resto del país.

Más Noticias

Más Noticias