EMPREN-D

Emprendedora chilena vende sus productos en los cruceros que recorren la Patagonia

Su nexo con los cruceros data del año 2008 cuando la dueña de Calypso Chile vendía sus productos en un reducido puesto de ventas en el Aeropuerto Internacional.

Para Marcela Cofré, el éxito de su emprendimiento tiene como pilar tres conceptos claves. Estos son: Constancia, Creatividad y Colaboración.Para Marcela Cofré, el éxito de su emprendimiento tiene como pilar tres conceptos claves. Estos son: Constancia, Creatividad y Colaboración.
Para Marcela Cofré, el éxito de su emprendimiento tiene como pilar tres conceptos claves. Estos son: Constancia, Creatividad y Colaboración.

En su mesa de trabajo se puede ver una gran variedad de fotografías de la Antártida, principalmente pingüinos de diferentes especies que posaron ante su lente durante una breve estadía por el llamado continente blanco. Y es que hace unas semanas desembarcó de un crucero que la llevó a recorrer la Patagonia chilena pero no precisamente en un viaje de turismo o placer.  Ya instalada en el lujoso naviero Marcela Cofré, dueña y fundadora de Calypso Chile tuvo la oportunidad de ofrecer a todos quienes compartían este viaje, sus productos de decoración y joyería elaborados bajo la técnica del vidrio fusionado.

Desde hace más de 25 años, esta emprendedora viene trabajando junto a su familia en la creación y diseño de piezas únicas utilizando el vidrio y el metal como materias primas. Un trabajo del que dice sentirse orgullosa, toda vez que sus productos son vendidos en 14 países de Europa, incluyendo además a Japón y Estados Unidos.

Hoy está enfocada en una nueva línea de trabajo como es la cerámica gres y se encuentra realizando pruebas de temperatura para transformar la arcilla e incorporar en sus productos imágenes como las captadas en su reciente travesía a la Antártida chilena. Para ello, esta emprendedora debió importar una máquina impresora para calcomanías en cerámica y vidrio, herramienta que fue adquirida con fondos de Corfo Metropolitano a través del Programa de Apoyo a la Reactivación PAR Impulsa Mujer 2021.

“Gracias a este beneficio Corfo pudimos invertir en una máquina especial que nos permitirá imprimir en altas temperaturas tanto vidrio como cerámicas. Esto es una innovación que estamos haciendo a los productos que ya tenemos para ofrecer mayor calidad y variedad a nuestros clientes por ejemplo a las compañías de cruceros que van a la Patagonia, recorren el Caribe y que dan la vuelta al mundo”, explica Marcela.

Su nexo con los cruceros data del año 2008 cuando la dueña de Calypso Chile vendía sus productos en un reducido puesto de ventas en el Aeropuerto Internacional. Cuenta que allí fue contactada vía e-mail por la encargada de compras de artículos étnicos de las compañías de cruceros Royal Caribbean, Crystal Cruises, Silversea, Hollander y Celebrity entre otros. Un intercambio de correos electrónicos que finalmente no prosperó. Sin embargo y aprovechando un viaje a Alemania, Marcela hizo una breve escala en Miami para ofrecer ella misma y en persona sus productos a la naviera.

“Ese año teníamos planificado viajar a una feria en Alemania y decidimos junto a mi hijo hacer una escala en Miami y tal como dice la canción Callejero de Juana Fe, fuimos vendedores ambulantes. Pasamos con nuestra maleta de productos a esta compañía y de ahí empezamos con la relación comercial.  Ellos nos compran productos para todos los cruceros que van a la Patagonia y realizamos entregas a las bodegas en Miami para cruceros del Caribe”, relata.

Para Marcela Cofré, el éxito de su emprendimiento tiene como pilar tres conceptos claves. Estos son: Constancia, Creatividad y Colaboración. Y es que conoce de aciertos y fracasos toda vez que recuerda su período de “penas” como decide llamar al tiempo en que vio desplomarse el sueño de ser emprendedora.

“Hemos pasado muchas cosas. Se nos vino la pena cuando perdimos nuestro primer local en el aeropuerto el año 2010 a raíz del terremoto o cuando estando en una feria en Nueva York , roban nuestra casa taller llevándose gran parte de nuestras ganancias. Pero aquí estamos, hemos sobrevivido y seguimos como familia trabajando para hacer crecer este gran proyecto”, concluye Marcela. 

Más Noticias

Más Noticias