EMPREN-D

Emprendimiento enfocado en el reciclaje le da una nueva vida al plástico

El proyecto, que partió como una tesis universitaria, se convirtió en un emprendimiento sustentable que reconvierte uno de los materiales más contaminantes en insumo para artesanos.

La idea de la pyme también es darle valor al trabajo de los artesanos. Foto: LUP.
La idea de la pyme también es darle valor al trabajo de los artesanos. Foto: LUP.
Por:  Brenda Martínez

El plástico es uno de las materiales que más dolores de cabeza ha generado para el cuidado del medio ambiente, debido a que su descomposición puede tardar cientos de años. Sin embargo, para Javiera Badilla, Rafael Salas y Sebastián Santamaría se transformó en una oportunidad de crear un emprendimiento sustentable.

Rafael Salas comentó a EMPREND-D que LUP partió como un proyecto de tesis en 2014, y consiste en la elaboración de una fibra flexible a partir de residuos plásticos, que se utiliza para la fabricación de objetos y proyectos de diseño.

“Entendemos que al reciclar a escala no estamos resolviendo el tema del plástico, pero sí nos dimos cuenta de que la transformación de los objetos se convierten en un súper buen vehículo de concientización e información”, comentó.

No obstante, el emprendedor destaca que -además de darle una nueva vida al plástico- se busca posicionar a los artesanos y pequeños productores como actores clave dentro de la cadena de reciclaje y agentes de cambio dentro de sus comunidades, reconociendo la labor que ellos desarrollan bajo principios sustentables y respetuosos con el medio ambiente.

“En términos generales, nuestro propósito tiene que ver con fortalecer a la artesanía como actividad económica, y desde ahí tratamos de generar impacto. Históricamente, la artesanía ha sido una de las primeras alternativas para generar ingresos que tienen las familias de zonas rurales, pero es una actividad que no siempre tiene acceso a canales de comercialización o depende de ferias o eventos presenciales”, relata Salas como parte de los incentivos para crear su emprendimiento.

“Desde LUP lo que buscamos es formar alianzas con artesanas y artesanos de distintas localidades y abrir nuevos canales que no comprometan su actividad patrimonial, y esto lo hacemos incorporando el plástico reciclado a sus procesos productivos”, agregó.

El emprendedor agregó que LUP procesa entre 100 y más de 1.000 kilos de plástico mensualmente para convertirlo en fibra de plástico, cuya innovación y trabajo incluso los convirtió en los ganadores de la convocatoria Emprende Bienestar.

Más Noticias

Más Noticias