EMPREN-D

Emprendimiento recicla cartones y los convierte en juguetes

La iniciativa puso su foco cuidar el medioambiente en base a la versatilidad que brinda el cartón.

Cuando se acaba su vida útil, el juguete no muere, sino que se recicla nuevamente.Cuando se acaba su vida útil, el juguete no muere, sino que se recicla nuevamente.
Cuando se acaba su vida útil, el juguete no muere, sino que se recicla nuevamente.

Trinidad Jove es creadora de Magia y Cartón, un emprendimiento que recicla cartones para convertirlos en juguetes, consiguiendo casi 50 mil seguidores en Instagram.

“Recuperamos cajas. Hacemos magia”, es la nueva campaña de Magia y Cartón, quienes dejan de lado sus tradicionales planchas de cartón recicladas para crear nuevos diseños con cajas de cartón usado, pero en perfecto estado, recuperado de empresas e industrias.          

La iniciativa puso su foco cuidar el medioambiente en base a la versatilidad que brinda el cartón: “Se puede hacer prácticamente cualquier cosa con él”, explica Trinidad, quien además agrega: “después de casi una década, hemos querido dar un nuevo paso. Nuestros juguetes se han desarrollado con cartón reciclado pero nuevo, es decir, compramos planchas de cartón que ha sido fabricado con papel reciclado. Sin embargo, el problema es que el papel no puede ser reutilizado una y otra vez, sino solo seis veces, ya que la fibra de celulosa va perdiendo su calidad. Para dar una vida adicional a miles de toneladas de cartón, creamos una nueva línea de juguetes, hechos con este mismo material, pero que recuperamos de empresas e industrias, a través de una rigurosa selección y manipulación, dando una nueva vida a estas cajas y planchas de cartón usadas y fabricando juguetes de una calidad muy superior y a un precio más económico”, continúa la fundadora del proyecto.

Cuando se acaba su vida útil, el juguete no muere, sino que se recicla nuevamente: “El proceso final es parte fundamental de este proyecto y depende 100% de los pequeños usuarios y sus familias. No existe basura, cuando cumplen su vida útil, deben ser clasificados y enviados al reciclaje, incluso si llevan los juguetes, ya usados a nuestra tienda, nosotros mismos nos encargamos de hacerlos llegar al reciclaje.              

"Nuestra misión es educar a los niños, pensar que serán los adultos del mañana. Es nuestro deber entregarles herramientas y conocimientos sobre el cuidado del planeta. Por eso, cada juguete viene con un diploma, que incentiva a los más chicos a trabajar por un mundo mejor”, cierra la fundadora del proyecto.

Más Noticias

Más Noticias