EMPREN-D

Profesionalización de las pymes: el salto que marca la diferencia

Cuando las pequeñas empresas logran un crecimiento tal que sus dueños no son capaces de cubrir todas las áreas de administración, ahí se produce -generalmente- su primer quiebre, el cual podría evitarse con la profesionalización de sus operaciones.

Siempre será mejor buscar asesoría en aquellas áreas específicas que no dominan. @OUR-TEAM/FREEPIKSiempre será mejor buscar asesoría en aquellas áreas específicas que no dominan. @OUR-TEAM/FREEPIK
Siempre será mejor buscar asesoría en aquellas áreas específicas que no dominan. @OUR-TEAM/FREEPIK

Según cifras de Hermann Consultores, las pymes generan el 53,3% de los empleos en Chile. Sin embargo, un 80% de ellas fracasa antes de cumplir los cinco años, mientras que solo un 10% alcanza y/o supera los 10 años de vida.

¿Qué factores influyen en el éxito de una pyme? Uno de ellos es la profesionalización, que “se refiere al cambio de la empresa, desde la espontaneidad y el instinto, a un proceso de toma decisiones, aplicando criterios que maximicen los beneficios de la organización”, explicó Rudy Carrasco, director del Magíster en Gestión de Organizaciones de la Universidad San Sebastián (USS) a EL DÍNAMO.

“En este aspecto, los estudios muestran que generalmente las pequeñas empresas tienen su primer quiebre cuando alcanzan un crecimiento tal, que él o los dueños no pueden cubrir todas las áreas de administración, generando una pérdida de competitividad. Por tanto, es en este punto cuando se hace primordial que los emprendedores sean capaces de delegar funciones en personas capacitadas, pasando de una gestión empírica a una científica”, agregó Carrasco.

Cómo evitar una muerte prematura


En su mayoría, las pymes nacen desde una idea personal y/o familiar y, por lo mismo, muchos de sus puestos claves recaen entre ellos mismos. Esto, pese a que algunos no cuenten con las competencias acordes a dichos cargos, lo que afecta la competitividad del emprendimiento.

Y es precisamente aquella falta de competitividad la que puede llevar a las pymes a una muerte prematura. Con el fin de evitarlo, el experto de la USS comenta que los emprendedores deberían considerar los siguientes aspectos al momento de querer dar el salto hacia la profesionalización:

-Describir y conocer los procesos de la empresa.
-Determinar las tareas o áreas que se desea profesionalizar.
-Definir y buscar a la persona más adecuada para cada cargo.
-Fijar los estándares de profesionalización.
-Implementar la digitalización e instrumentos de control interno de la empresa.

“Para que esto se lleve a cabo con éxito, se deben identificar y ordenar los procesos propios del negocio, que es como ´ordenar la casa´; para así desarrollar la capacidad y confianza que permitan desprenderse de la gestión de ellos, sin correr el riesgo de desaparecer”, señaló el director del Magíster en Gestión de Organizaciones de la USS.

Asesoría y educación continua

Si bien es probable que gran parte de los que trabajan en una pyme conozcan y/o tengan experiencia laboral en el rubro en que se desenvuelven, siempre será mejor buscar asesoría en aquellas áreas específicas que no dominan.

“Para lograr el salto a la profesionalización es sumamente importante que los dueños se autoconvenzan de la necesidad de transformación. Pueden hacerlo de manera independiente, si cuentan con personal capacitado; pero siempre es recomendable contar con el apoyo de una asesoría especializada, principalmente en aquellas áreas en que se carece de profesionales aptos”, resaltó Carrasco.

Por otro lado, también es fundamental que los emprendedores y/o sus colaboradores se capaciten en ciertas áreas que serán clave para el éxito competitivo de las pymes, tales como Desarrollo Tecnológico, Marketing, Gestión de Recursos Humanos, Tecnologías de la Información y Finanzas. En relación con esta última, “hay estudios que muestran una correlación directa entre un desarrollo profesional de los empresarios en aspectos financieros con una ventaja competitiva y permanencia en el mercado”, agregó el experto de la USS.

De esta manera, “la formación continua y la academia son un pilar para la capacitación constante de los directivos de las empresas, más aún en tiempos cambiantes y ciclos de vida más cortos para productos y empresas”, concluyó el director del Magíster en Gestión de Organizaciones de la Universidad San Sebastián.

Más Noticias

Más Noticias