EMPREN-D

Resolvamos la soledad del emprendedor

Es muy difícil lograr separar nuestros distintos roles, cuando la mayoría de éstos están personalizados sólo en nosotros y llega un minuto que nuestro poder de multitarea empieza a ser totalmente ineficiente.

Resolvamos la soledad del emprendedor
Resolvamos la soledad del emprendedor
Por:  Ricardo Benavente Aqueveque

A todos quienes nos ha tocado emprender, bien sabemos que la cantidad y variedad de detalles que hemos tenido que abarcar supera largamente lo que alguna vez imaginamos. A veces nuestro “yo jefe” le pide tareas puntuales a nuestro “yo chofer”, o nuestro “yo vendedor” es poco riguroso al entregarle información al “yo administrador”. Así podríamos dar muchos ejemplos más.

Es muy difícil lograr separar nuestros distintos roles, cuando la mayoría de éstos están personalizados sólo en nosotros y llega un minuto que nuestro poder de multitarea (multitasking) empieza a ser totalmente ineficiente.

Por contraparte, las grandes sociedades tienen como una de sus principales recetas de éxito la complementariedad no sólo entre quienes la dirigen, sino también con todas las piezas de distintos niveles jerárquicos, las cuales se van engranando, van encontrando sinergias, logrando una adecuada y necesaria separación de roles, obteniendo como resultado una mejor organización.

En general, las empresas necesitan poner atención en tres pilares fundamentales

Producción

Una vez que están validados los productos y/o servicios, debemos encontrar la forma más eficiente de poder producirlos con calidad, y así llegar a nuestros clientes y mercado objetivo.

Ventas

Tener la capacidad para que estos bienes lleguen al segmento que previamente definimos -habiendo ya identificado quiénes necesitarán de ellos-, a un precio atractivo y competitivo, bienes a los cuales el cliente le pueda atribuir claramente el valor que estos le generan.

Administración

Organizar y controlar todos los procesos administrativos, no sólo para cumplir con lo legal o impositivo, sino para tener información oportuna y confiable que nos permita controlar lo presupuestado y hacer los más que seguros “cambios sobre la marcha” que necesitaremos.

Muchos emprendedores y emprendedoras dan el salto y formalizan sus pymes, una vez que entran en un régimen continuo de producción y ventas. Pero muchas veces sucede que el volumen de ventas estresa la producción, o bien, que la producción es insuficiente para las ventas que estamos generando. Por consiguiente, no dedicamos suficiente tiempo a la administración, que podría anticiparnos estas situaciones y brindarnos una serie de herramientas para encontrar así las mejores soluciones.

En Chile, sólo cerca del 15% de las Pymes sobrevive al primer año, y se estima que el 90% no logra pasar los 5 años. ¿Razones? Además del financiamiento, las principales causas tienen relación con problemas en la venta y producción, y, por otra parte, problemas con el control, la planificación y la gestión, los cuales -en su conjunto- estamos considerando como administración en este artículo.

Debemos tener claro nuestro Flujo de Caja, entender qué es nuestro Capital de Trabajo, trabajar en base a un Presupuesto, manejar nuestros Costos Fijos y analizar los Estados de Resultados. Todos estos conceptos, entre otros, son relevantes y fundamentales para cualquier negocio, sea cual sea su tamaño y nos servirán como herramientas para tener una mejor gestión. ¡No los podemos ignorar!

Dado todo lo aquí planteado, y las necesidades que detectamos en el ambiente de las Pymes, es que nació Pymanagement. Ofrecemos colaborar, aportando nuestro conocimiento y experiencia adquiridos por trabajos realizados en empresas de distintos tamaños y rubros, por más de diez años, principalmente en el área de administración y finanzas.

Las necesidades son diversas, también los tamaños y las posibilidades. Tu Pyme puede necesitar una Jefatura, una Gerencia, un Director o una Consultoría, y nosotros podemos proveerlas externamente, y a la medida. El concepto consiste en delegar un área que a veces no tenemos la capacidad o el tiempo de atender como realmente merece, a un precio asequible, y tiene como gran objetivo el significar un ahorro para la empresa, porque nuestra apuesta es que esto no será un gasto, sino una verdadera inversión.

Más Noticias

Más Noticias