EMPREN-D

Tissé: el emprendimiento chileno que busca conquistar Latinoamérica

Enfermera de profesión, Karina Riquelme cuenta cómo ha crecido su emprendimiento, que comenzó buscando una solución para la piel atópica de su hija.

La dueña de Tissé cuenta cómo ha sido este periodo de aprendizaje y crecimiento, y cómo han nacido nuevos productos y oportunidades para llevar su marca a países como Brasil y México.
La dueña de Tissé cuenta cómo ha sido este periodo de aprendizaje y crecimiento, y cómo han nacido nuevos productos y oportunidades para llevar su marca a países como Brasil y México.

“Tissé creció y es el momento de compararnos con grandes marcas”, con esas palabras la ganadora de la primera versión del concurso Impulso Chileno de Fundación Luksic, que entrega financiamiento y acompañamiento académico a emprendedores de todo Chile, describe los desafíos y sueños que tiene con su negocio.

Enfermera de profesión, Karina Riquelme cuenta cómo ha crecido su emprendimiento, que comenzó buscando una solución para la piel atópica de su hija. Decidida a encontrarla, en el 2018 tomó un curso de elaboración de productos naturales. “Aprendí a hacer un jabón especial. Lo usó y a las 24 horas vi cambios en su piel, pasó de verse escamada a hidratada. Ahí noté lo importante que era saber fabricar un buen producto”, recuerda la emprendedora.

>

La dueña de Tissé cuenta cómo ha sido este periodo de aprendizaje y crecimiento, y cómo han nacido nuevos productos y oportunidades para llevar su marca a países como Brasil y México.

Un día, llegó a la publicación sobre la postulación a la primera versión de Impulso Chileno. “Ingresé de curiosa a revisar más detalles y me gustó mucho el enfoque que tenía el concurso, y me dije si a mi hija la pude ayudar, por qué no ayudar a las otras personas con las mismas patologías y mandé el formulario”, cuenta Karina.

En diciembre recibió la gran noticia: fue seleccionada dentro de los 60 ganadores del concurso. El premio que recibió fue de financiamiento para su negocio – $10 millones de pesos-, mentorías personalizadas y clases dictadas por la Escuela de Administración de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Para que el negocio funcionara y tuviera un futuro prometedor, el siguiente paso para Karina fue formalizar la empresa en abril de 2019, firmó un convenio con un laboratorio de producción de productos y obtuvo el registro de la resolución sanitaria del Instituto de Salud Pública para fabricar este tipo de artículos.

La enfermera de 34 años cuenta que le cerraron muchas puertas, pero que continuó golpeando hasta que un laboratorio le dio la oportunidad. Con ellos sacaría sus primeros dos productos: una crema de cuerpo para personas con dermatitis atópica y una crema para manos para personas con dermatitis de contacto. En esa oportunidad tardó aproximadamente seis meses en vender 1.200 unidades. Hoy esa misma cantidad se agota en un mes y medio.

En 2020, obtuvo el registro sanitario para elaborar tres nuevos productos, todos orientados a tratar problemas en la piel. “Con la pandemia estos problemas se exacerbaron, las consultas de dermatología tenían una larga fila de espera, la cuarenta afectaba a los niños y bajo este escenario, las ventas de Tissé aumentaron”, cuenta la emprendedora.

Los nuevos productos lanzados en plena pandemia también apuntaban a ayudar al personal de salud, que tras extensas jornadas con mascarillas y elementos para protegerse del Covid-19, veían su piel afectada.

Con la meta de seguir creciendo, Karina postuló a nuevos fondos, adjudicándose dos de ellos. Se trata de “Semilla expande” de Corfo y uno de Startup Chile, que de 250 emprendimientos a nivel mundial, solo se seleccionaron 24. Recibió financiamiento y asesorías para seguir haciendo crecer su emprendimiento.

Dermatitis atópica y de contacto. Tissé nació para tratar estas dos patologías, pero uno de los próximos desafíos de Karina es cubrir muchas más. Además, un objetivo para el 2022 es “levantar el primer fondo de inversión que nos permitirá entrar al retail y ampliar los productos. Ya estamos trabajando en conjunto con el país mexicano y esperamos pronto que nuestros productos lleguen a ese país”, dice la ganadora de Impulso Chileno.

Actualmente Tissé tiene nueve productos en el mercado y en el verano se sumarán dos más: una crema facial para pieles enrojecidas e irritadas y protector solar. Se pueden comprar en su sitio web y de aquí a enero abrirá sucursales en diferentes regiones del país.

Más Noticias

Más Noticias