En Demente, Paz Bascuñán interpretó a Teresa Betancourt, una mujer que sufre el secuestro de su hijo. MEGA

Paz Bascuñán reveló las consecuencias que sufrió por su rol en Demente

La actriz dio cuenta de las marcas en su cuerpo que le dejó su trabajo como la protagonista de la nocturna de Mega.

A semanas de haber terminado las grabaciones de Demente, Paz Bascuñán, quien protagonizó dicha producción de Mega en el rol de Teresa Betancourt, reveló las consecuencias que sufrió producto de este rol.

A través de su cuenta de Instagram la actriz publicó una imagen donde se aprecian varios hematomas y relató las dificultades que enfrentó tras dar vida a una madre cuyo hijo es secuestrado el día del aniversario de su matrimonio.

“Me topo con esta imagen y alucino con la naturaleza de nuestro oficio”, escribió de entrada la intérprete, agregando que “por más que tu cabeza sepa que es ficción, tu cuerpo lo vive como real”.

En esa misma línea aseveró que es tan real como lo vivió su cuerpo que “te quedan moretones de verdad y tu corazón se acelera realmente y te salen lagrimas reales y se te aprieta el pecho y te duelen las escenas porque interpretar el rol de una mujer que pierde un hijo, ES doloroso y también es real. Existe”.

Paz Bascuñán aseguró que en Demente abrió “una pequeña puerta por la que me asomé a mirar qué le puede pasar al cuerpo y al corazón de esa mamá”.

“Adelgacé, se me cayó el pelo, tuve insomnio y eso que me asomé bien agarrada a la manilla, porque mi cabeza sabía que era una ficción. Yo terminaba de grabar y me subía a mi bici y llegaba a mi casa a abrazar a mis críos”, relató.

Por último, envió un abrazo “con el más sagrado de los respetos a todas las Teresas”.