Entretención

“Mientras se pueda, voy a llevarlo”: María Elena Swett explica por qué envió a su hijo a clases presenciales

La actriz cree que su hijo Santiago no aprendió nada con las clases online durante el año pasado.

El hijo de la actriz hizo clases online durante todo el año pasado.
El hijo de la actriz hizo clases online durante todo el año pasado.

Ante el regreso de las clases presenciales en varios colegios del país, María Elena Swett decidió que su hijo, Santiago de 8 años, asista al colegio.

En conversación con LUN, la actriz explicó que durante el año pasado el menor estuvo con clases online por la pandemia desde su casa en Tunquén. Tras eso, comenzó a buscarle un colegio y lo encontró hace dos semanas, por lo que regresó a vivir a la capital.

“Yo me he cuidado mucho. De hecho, excesivamente. Llevo un año en aislamiento, sólo salía a grabar y volvía a la casa. Pero tomé la decisión que fuera presencial porque siento que a él, y a todos los niños, lo afectó mucho el distanciamiento social de otros niños. Además, creo que esto de poder ir presencial va a durar poco en general, entonces mientras se pueda voy a llevarlo”, aseveró la artista.

Respecto a cómo ha sido la modalidad que aplicó el establecimiento con el tema de las clases, la intérprete explicó que “existen las dos opciones: en línea y presencial, dividieron el curso en dos, entonces son grupos pequeñitos”. Por lo mismo, la semana pasada al hijo de Swett le tocaron clases online y esta semana es presencial.

Sobre cómo vivió Santiago las clases online durante el año pasado, indicó que “esto fue un aprendizaje, para los niños más grandes prestar atención al computador es algo que tienen más desarrollado, pero las clases online son súper difíciles para un niño chico, porque necesita más estímulos y ahí es primordial el apoyo de la mamá y de los profesores para ayudar y trabajar la contención”.

“Yo, la verdad, no creo que mi hijo haya aprendido algo el año pasado. A mí lo único que me importaba era que pasara de curso porque no quería que recordara que el año de la pandemia tuvo que hacerlo de nuevo. En lo único que me enfoqué fue en que pasara de curso, además que los niños se nivelan súper rápido, son como esponjas, absorben todo”, agregó.

Consultada por si sentía miedo de enviar a su hijo a clases presenciales, Swett aseguró que “todavía tengo miedo, pero menos que cuando comenzó la pandemia. Ahí tenía terror, porque no se sabía que existe la posibilidad que a los niños no los agarre tan fuerte. Es un riesgo que por la felicidad inmediata de mi hijo estoy dispuesta a correr hoy, antes no”.

Más Noticias

Más Noticias