Entretención

Adriana Barrientos y Fran Undurraga entre afectadas por filtración de fotos de celebridades en EE.UU.

Las modelos chilenas fueron afectadas por la filtración de imágenes de redes sociales pagadas como Unlok.

Ya en abril pasado Fran Undurraga había denunciado una situación similar, aunque en aquella oportunidad eran archivos “trucados”. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Ya en abril pasado Fran Undurraga había denunciado una situación similar, aunque en aquella oportunidad eran archivos “trucados”. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Adriana Barrientos y Fran Undurraga son parte de las afectadas por una nueva filtración de fotos de celebridades en Estados Unidos.

Según consignó La Cuarta, un sitio web norteamericano volvió a publicar fotografías íntimas del escándalo conocido como Celebgate, ocurrido en 2014, pero esta vez con nuevo material obtenido desde OnlyFans y Unlok.

Estas redes sociales están centradas en la entrega de contenido pagado para adultos, donde aparecen desde imágenes y videos erótico y de contenido sexual. 

Ya en abril pasado Fran Undurraga había denunciado una situación similar, aunque en aquella oportunidad eran archivos “trucados”. 

“He descubierto que se han filtrado fotos mías trucadas, en las cuales se me vincula en situaciones que pueden dañar a mí o a mis seres queridos”, precisó la influencer.

Este hecho se suma a lo vivido en agosto de 2014, cuando internet se vio envuelta en una de sus polémicas más reconocidas, el Celebgate, donde salieron a la luz cientos de imágenes íntimas de una serie de personalidades de Hollywood como Jennifer Lawrence, Kate Upton o Kirsten Dunst.

Estos registros fueron compartidos sin consentimiento de las afectadas en foros como 4chan y Reddit. Una investigación determinó que estas imágenes fueron obtenidas del servicio de almacenamiento en la nuba iCloud de Apple, aunque la empresa planteó que los hackers tuvieron acceso a las claves de las afectadas y no se debió a una falla de su aplicación.

Una de las primeras en reclamar por este hecho fue la actriz Jennifer Lawrence, quien a través de sus representantes indicó que “esta es una violación flagrante de la privacidad. Las autoridades han sido contactadas y procesarán a cualquiera que publique las fotos robadas de Jennifer Lawrence”.

El escándalo fue tal que incluso la FBI cursó una investigación por divulgación ilegal de material que involucra a personas de alto perfil.

Más Noticias

Más Noticias